Improvisar

0
47

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                  

     Resulta que una persona, en este caso Mariano Rajoy, que es incapaz de leer lo que ha escrito de su puño y letra y que además fue incapaz de recordar cómo se llamaba la candidata del PP por Asturias cuando sólo hacía cuatro días que había sido nombrada, sabía lo que iba a pasar en Túnez, Egipto y Libia, eso es lo que da a entender cuando critica las medidas adoptadas por el Gobierno para que la factura del crudo dañe lo menos posible nuestra economía a todos los niveles.

       Tachan de improvisación la decisión del Gobierno de reducir los límites de velocidad en nuestras autovías y autopistas con el fin de mermar el consumo de carburantes, por cierto y al hilo de esto, hay que ver la de “expertos” que han surgido en estos últimos días, a la hora de determinar el  carburante que consumen los automóviles. Pero a lo que iba, a lo de la improvisación. Resulta que el PP tilda de improvisación esta medida. Normalmente se improvisa cuando surge algún imprevisto o alguna situación de emergencia no prevista y esta ha sido una de ellas. ¿Que todos esperábamos que un día u otro habría “problemas” en los países del norte de África, lo esperábamos? ¿Cuándo? “quí lo sá”, pero yo me pregunto ¿es que se puede establecer de antemano algún plan que evite el que suban los precios del crudo? ¿Se pudo evitar cuando lo de la guerra de Iraq? No. ¿Se puede evitar que suba el crudo cuando a los países productores les venga en gana? No.

    Ya está bien de chorradas y de críticas de patio de vecinos, de corrala. Una vez más el PP critica por criticar y no dice que es lo que ellos harían, Yo les voy a decir lo que es improvisar, pero improvisar para empeorar las cosas y señalaré dos casos; primero: La decisión de Cascos de manda enviar al “Prestige”  “al quinto pino”. Segunda: Firmar en 1999, deprisa y corriendo, para evitar una huelga,  un convenio con los controladores aéreos que nos llevó a las huelgas de Agosto y Diciembre de 2010, dado que en ese célebre convenio de 1999 se pactaron una serie de privilegios y mejoras para estos trabajadores que eran insostenibles, lo que imposibilitó que dicho convenio pudiera renovarse estableciendo unos nuevos criterios salariales y laborales razonables ya que el convenio de 1999 creaba unos agravios comparativos con el resto de los trabajadores españoles imposibles de justificar. Eso es improvisar para empeorar las cosas. Eso es inocular un virus que al tiempo puede acarrear serios perjuicios y situaciones de desastre. Podría citar algunas “improvisaciones” más del PP pero creo que estas dos son bastante significativas.

      El PP más que un partido político parece una reunión, al lado del brasero, de viejas cotorras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here