De cómo compra el gobierno a quién le conviene

1
48

 

            No es nada nuevo, ni ya nada nos sorprende o espanta a los españoles que de verdad se preocupan de saber cosas… lo que hoy comento, estaba “cantado” y ya lo comenté en su momento… “un soborno más, un yo te pago y tu me das… un enorme negocio entre quienes disponen del dinero público a su antojo y quienes sólo se preocupan de ganar cuanto más dinero mejor y aceptan lo que sea para ello”.

            Y lo que sea fue el pacto con las grandes televisiones privadas y que aseguraba dos negocios muy importantes para ambas partes; el primero derivar ingentes cantidades hacia “lo privado”; y el segundo, garantizarse que esas empresas (dicen que de información, cosa que es como para mondarse de risa) informarían de todo, de todo, de todo… de todo lo que favoreciera al gobierno y nada (o muy esterilizadamente) de lo que le perjudicara; y así ha sido… salvo la cadena denominada “Intereconomía (la que más) y algunas otras de menor importancia; las televisiones en españa (ya casi siempre con minúsculas) están bien dirigidas por la política dominante y a la vista está por cuanto ya se ha publicado: vea el curioso y tome nota puesto que ya están aquí mismo las primeras elecciones, para que en las urnas, “sepamos agradecer tanto bueno que han hecho por nosotros, los siempre súbditos españoles y hoy más indefensos que nunca”.

“Telecinco y Antena 3 han ganado casi 600 millones desde el inicio de la crisis (EL CONFIDENCIAL 28-02-2011); pueden ver mucho más aquí: http://www.elconfidencial.com/comunicacion/2011/telecinco-antena-ganado-millones-desde-inicio-20110228-75432.html

Corría el mes de abril de 2009. Alejandro Echevarría, presidente de Telecinco y de la patronal de las televisiones privadas, miró a su auditorio y se arrancó. “Nunca hubierais creído que esto se iba a producir”, dijo, en alusión a la eliminación de la publicidad en TVE. Y en un alarde de sinceridad tuvo un recuerdo para quien lo hizo posible: “Estamos muy contentos por las cosas que el Gobierno está haciendo por nosotros. Y sobre todo por lo que está haciendo una persona honesta, que cuando dice sí es sí y cuando dice no es no. Y esa persona es María Teresa Fernández de la Vega. Gracias a ella se ha conseguido un diálogo muy fructífero”. Hoy, mientras De la Vega se acomoda en el Consejo de Estado, las cadenas recogen los frutos de esa estrecha y envidiada relación. Las dos grandes televisiones, Telecinco y Antena 3, han ganado en los últimos tres años, en lo más duro de la crisis, 591,1 millones de euros. Las cifras se disparan si se excluye de la cuenta el fiasco contable que la cadena italiana vive con Endemol, cuyo valor en libros es hoy igual a cero tras una inversión inicial de 465 millones. En ese escenario, las ganancias de los dos principales grupos audiovisuales en España se elevarían a 820,3 millones de euros. Sin que las cadenas sean pacatas a la hora de buscar explicación a parte de su éxito”.

            Nosotros mientras, aguantando subidas tras subidas, bajadas de pensiones, peores pensiones para el futuro, prohibiéndonos ya hasta… “lo que les da la gana” y sin fundamentos reales para tanto abuso; viendo como siguen gastando dinero a troche y moche (dilapidándolo como siempre) y demostrando con arrogancia  de dictador africano o caribeño, que “la ley son ellos” y el pueblo no contamos nada más que para pagar y aguantar como podamos, en una indefensión ya exasperante.

            Y eso es lo que nos espera, por lo menos hasta que pase el período legal y el gobernante plaga (ya no merece ni siquiera ser nombrado) que nos ha llevado a la indigente situación actual, tenga que por cojones convocar elecciones, ser echado al lugar del que nunca debió salir; y esperar… “la buena voluntad de los que entren de nuevo” y en los que visto la marcha de estos ya muy largos siete lustros (desde que desapareciera al régimen de Franco)… igual cuando entren y como ya se relamen de gusto, puesto que van a entrar con mayorías absolutas… se consideren nuevos amos del cortijo español y más o menos sigan haciendo lo mismo… pues confiar hoy en la clase política española (conocida) es tener demasiada fe… más que religiosa. Pobre españa, nunca creí yo que llegaría a tal estado de miseria e indigencia material… y moral.

Antonio García Fuentes

Escritor y filósofo (www.jaen.ciudad.org) allí más

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here