¿Son culpables las siglas?

0
41

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                   

      Doce años después de haberse creado Alianza Popular (AP), fue en 1977, esta pasó a denominarse, a partir de 1989, Partido Popular (PP). No creo que esto estuviera motivado porque desde 1977 a 1989 la derecha no ganara nunca las elecciones generales, más bien me inclino a creer que ello fuera motivado por el hecho de que en AP figuraran como “hombres fuertes” muchos franquistas, entre ellos varios ex ministros de Franco, aún se recuerdan muchos de sus nombres, y que por considerar que esto suponía un lastre para que AP pudiera ser aceptado por la sociedad española dentro de un nuevo orden político, la Democracia, lo que hizo la derecha fue desparecer unas siglas, AP, cuando lo que se debería haber hecho era desterrar todo lo que sonara u oliera a franquismo, como así se hizo con los franquitas más significados aunque aún quedan muchos en el PP y uno de ellos es presidente de honor. Me refiero a Manuel Fraga, aquel que dijo, siendo ministro de Gobernación en el Gobierno presidido por el franquista Carlos Arias Navarro, aquello de: “La calle es mía”.

     Por lo que estamos viendo últimamente parece ser que algunos “notables” autonómicos socialistas consideran que en el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), un partido y unas siglas centenarias por las cuales miles de sus militantes dieron su vida por la libertad y han sufrido persecución y duras penas, incluida la pena de muerte, lo cual merece un profundo respeto, parece ser que estos “notables” han llegado a la conclusión de que en el PSOE hay muchos que se consideran socialistas por los cuatro costados y que esto hay que ver la forma de erradicarlo comenzando por cambiar el nombre y por tanto las siglas al PSOE.  Al parecer algunos pretenden pasar a denominarse “Socialistas” y a continuación el nombre de la comunidad autónoma de que en cada caso se pueda tratar. Sin que esto tenga nada que ver con que el PSOE sea un partido federal.

      En lo que se refiere al PSOE lo estamos viendo ya en algunos videos que se están difundiendo para “calentar” la pre campaña cara las elecciones autonómicas y municipales donde podemos ver muchos dibujos y gente vestida de rojo intenso pero donde las siglas “PSOE”, el anagrama, brillan por su ausencia. Al parecer algunos de los que un día se identificaron con ellas para conseguir cargos públicos y además bien remunerados, hoy no quieren que nadie les relacione con ellas. Las siglas, los ideales, la honestidad y los fines de un partido político no tienen la más mínima culpa de la mala gestión que puedan llevar a cabo los que bajo esas siglas ocuparon u ocupan puestos de responsabilidad, de gobierno, o dentro del propio partido, a cualquier nivel. No son las siglas las que hay que ocultar, sino las fotos y la imagen física de algunos por no haberlo hecho bien, ya sea por error o por falta de cualidades.

     Si estos que quieren ocultar unas siglas gloriosas consideran que hay que ocultarlas en un intento por esconder su propia incapacidad, están dando a entender que no se sienten socialistas y por lo tanto lo que deben hacer es “inventarse” un partido en el cual puedan “alojar” su mediocridad y su enanismo mental.  En cualquier caso y si siguen interesados en estar “instalados” en el PSOE, supongo que en las papeletas de vota figurarán las siglas de este partido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here