Ya nada será como antes

0
131

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                 

     Hay quien piensa, y hasta cree, que si Mariano Rajoy llega a la presidencia del Gobierno de España, las cosas volverán a ser como antes, y al decir “antes” me refiero a los tiempos, no a esos tiempos que añoran algunos nostálgicos, sino a esos no tan lejanos a los anteriores a las reformas llevadas a cabo por el Gobierno actual. Muchos creen que Rajoy, y lo creen así por las continuas críticas que el jefe de la oposición dirige diariamente al Gobierno, que Rajoy va a restaurar y poner las cosas donde estaban, no, se equivocan, lo que va a hacer Rajoy es recortar libertades. Ya algunos diputados del PP pertenecientes a la asociación Familia y Dignidad, están pidiendo a Rajoy que se comprometa a volver a la antigua Ley del Aborto, pero más “acotada” o lo que es lo mismo: Derogar la Ley del Aborto o establecer requisitos más duros para que una mujer no pueda hacer con su cuerpo lo que considere conveniente. Desaparecerá también la Ley de la Memoria Histórica cercenando el derecho de los familiares de aquellos que fueron represaliados por el franquismo y hurtándoles la libertad de poder seguir reivindicando el buen nombre de sus padres, madres, hermanos y demás familiares. Dejará sin efecto la asignatura de la Educación para La Ciudadanía y la cambiará, eso seguro, por alguna otra que venga a restituir la educación y la formación de niños y jóvenes dentro de los postulados del Movimiento Nacional. Todo esto, es, entre otras cuestiones, lo que Rajoy enterrará, pero Rajoy no va a “resucitar”, dejar como estaban, la jubilación a los 65 años; Los años de cotización para poder optar al cobro del 100% de la pensión; los años cotizados para el cálculo de pensión ni tampoco los días de indemnización por despido. Todo esto ya no volverá  aunque Rajoy intenta dar a entender, con sus críticas, que no está de acuerdo con las reformas establecidas en estos últimos meses equivocando, más bien confundiendo, a aquellos que piensan y creen que al criticar esto es porque piensa anular estas reformas. He dejado para el final el asegurar que si Rajoy llega al Gobierno no llevará a cabo el Plan Hidrológico Nacional, que no se ilusionen los agricultores. Eso es pura retórica.

     Todos sabemos que Rajoy no es de fiar y obvio es mencionar su incapacidad para gobernar, buena prueba de ello es que ni los suyos le quieren, no hay más que ver las encuestas sobre su persona a más de que poco podemos esperar de un individuo que no es capaz de entender su propia letra, aunque yo creo que sí la entendía, lo que verdaderamente le ocurrió a Rajoy en aquel encuentro con jóvenes es que no tenía nada, ni tiene nada establecido, con respecto al paro y al empleo juvenil y por eso y para responder a la pregunta de aquella muchacha que le preguntó sobre este tema, no tuvo más salida que decir que no podía responderle dando a entender que lo llevaba escrito pero que no entendía su letra,  cuando en realidad un político que aspira a gobernar tiene que saberse de memoria como piensa resolver un problema tan importante como es la del paro y el empleo de los jóvenes. Este personaje no tiene soluciones para nada. Si consigue nacer y crecer políticamente se podrá decir que es hijo de la crisis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here