La receta económica del Partido Popular

2
131

La receta económica del Partido Popular

El Partido Popular se ha propuesto un objetivo para este año 2011, abordar la Moncloa sin hacer nada para ello, poniéndose de perfil ante todo, y ante todos, dejándose llevar por la inercia de la crisis, respondiendo con generalidades y vaguedades a las preguntas de los periodistas y utilizando la demagogia como arma arrojadiza.

La última gran ocurrencia demagógica la ha lanzado Álvaro Nadal, portavoz económico del grupo Popular, quien para ganarse el voto de los casi cinco millones de personas desempleadas, un botín demasiado goloso como para andarse con las zarandajas del rigor, ha proclamado a los cuatro vientos que los salarios deberían ligarse al desempleo, ni a la productividad, ni a la inflación, y se ha quedado tan ancho aludiendo a la moralidad de esta medida.

Para que una economía funcione de manera correcta, adaptándose a las circunstancias coyunturales de cada momento temporal, es necesario que los salarios de sus trabajadores estén ligados a la productividad. Ahora bien, durante demasiados años en España los salarios han estado, y están, ligados a la inflación por lo que habría que realizar una transición no traumática para tender hacia la productividad y dejar atrás la inflación, en ningún caso amagar con un cambio drástico, que resultaría contraproducente.

El problema es que los sindicatos de este país siguen anclados en la lucha obrera de algún tiempo pretérito que ni ellos recuerdan, y son incapaces de afrontar el devenir de los tiempos, no vaya a ser que les quiten la silla que ya tienen tan calentita. Por eso, intentan defender lo indefendible, imponiendo la rigidez en un mundo flexible.

Tan flexible que un partido político, como el Partido Popular, puede defender esto, aquello, y lo contrario, en el mismo día y sin avergonzarse por ello. Es lamentable, y repito, lamentable, que un partido que intenta gobernar un país sea incapaz de tomar partida y explicar a los ciudadanos que, indefectiblemente, acabarán votándoles, las recetas económicas que aplicarán cuando lleguen al poder, ¿o no harán otra cosa más que esperar a que las que está tomando Zapatero ahora comiencen a surtir efecto?

Sígueme en Twitter: @ruben_sancho

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here