Los repertorios del movimiento social panameño continuarán

0
54

Ha sido evidente las acciones constantes, sistemáticas, arbitrarias y neoliberales del actual gobierno. La aplicación de políticas inconsultas, apresuradas y con resultados poco positivos, se han convertido en un sinónimo de descontento y antagonismo del pueblo panameño. Desde el aumento del ITBMS al 7% hasta el cambio del transporte público. Este último, evidenciando la descoordinación  en el horario e inaccesibilidad de las rutas, y el alza de peaje en los usuarios. Situación que esta provocando el exagerado gasto de bolsillo del pueblo panameño.

Es crítico lo que sucede actualmente en Panamá. Todo indica, que el gobierno no encuentra la válvula adecuada para solucionar todas las demandas del pueblo. Hecho que evidencia sus incapacidades y desinterés en los problemas, pero al mismo tiempo sus imposiciones arbitrarias al momento de aplicar sus políticas.

Las actuales demandas del pueblo que enfrenta el actual gobierno, es producto de sus acciones; las cuales se suman a las demandas que han sido resultados de otras malas prácticas de gobiernos anteriores.

Algunas de esas demandas y reivindicaciones producto de las malas intervenciones de los anteriores gobiernos; y que se siguen convirtiendo en acciones colectivas de los movimientos sociales, son: la jubilación, educación, desempleo, los contratos cedidos para la explotación de cuencas y edificación de hidroeléctricas en territorios indígenas, y las victimas del dietilenglicol y del bus 8B-06, entre otros.

Asimismo, la crisis socio-económica que enfrenta el país empeora cada día no solo por la aplicación de las políticas neoliberales del actual gobierno (también las realizadas por los gobiernos anteriores). Situación de crisis que se ha aunado con los eventos internacionales, principalmente con el reciente desastre natural ocurrido en Japón; el cual ha provocado – todavía más – el  aumento del petróleo y sus derivados. En ese sentido, el gobierno enfrenta el descontento de un pueblo que se reactiva de forma organizada y/o esporádica producto de todo lo anterior.

Los recientes repertorios (manifestaciones, cierre de calles y otros) aplicados por los movimientos sociales organizados y no organizados (por ejemplo: los jubilados, las victimas del dietilenglicol, los obreros de la construcción, defensores de los derechos humanos, ambientalistas y ecológicas, los Ngäbes-Buglés, Los Ñagares, y recientemente, los transportistas y la población del Panamá Este, entre otros); es la manera como éstos identifican que los gobiernos toman en cuenta sus demandas.

De esa forma, el movimiento social panameño acciona colectivamente con repertorios conocidos y utilizados en eventos anteriores; el cual es su manera de demostrar su poder en las calles y ante un gobierno que ha ofrecido o provocado las oportunidades a través de sus malas acciones (malas intervenciones a los problemas y la represión).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here