Los expertos internacionales en fusión nuclear se reúnen en Madrid

1
37

En estos días se han reunido en Madrid los más destacados representantes de la Fusión en un congreso internacional para analizar los últimos desarrollos tecnológicos. En el simposio se han analizado los problemas energéticos de la actual sociedad de consumo y el desarrollo de la tecnología de fusión como posible solución al problema de la dependencia energética y su compatibilidad con el equilibrio medioambiental.

El foro internacional que ha reunido a los más relevantes científicos de fusión y plasma del mundo en la sede madrileña de la Fundación Ramón Areces ha estado coordinada por el CIEMAT y contado con los máximos representantes del proyecto ITER.

En el simposio se han abordado cuatro áreas temáticas: el problema de la energía; los reactores de fusión nuclear; plasma y ciencia básica; y plasmas y tecnología.

El coordinador del simposio e investigador del CIEMAT, Carlos Hidalgo, hizo especial hincapié en remarcar las diferencias entre la tecnología de fusión y la de fisión, esta última de plena actualidad por el accidente en la planta de Fukushima. Hidalgo destacó también la característica de la energía de fusión como fuente de energía, ya que por definición es ilimitada y no tiene incidencia en el balance de los gases de efecto invernadero.

El estado plasma (gas de iones y electrones) es el estado dominante de la materia en el universo. Los plasmas están presentes en fenómenos naturales en la tierra (por ejemplo, en los rayos y auroras boreales) y más allá de la tierra en las estrellas, donde mediante reacciones de fusión nuclear generan la energía que mantiene ‘vivas’ a las estrellas.

La energía de fusión plantea una posible solución al problema pendiente de la energía que, evitando la dependencia actual de los combustibles fósiles, garantice una fuente ilimitada de energía compatible con criterios de equilibrio medioambiental. El desarrollo de la fusión nuclear como alternativa energética requiere un esfuerzo en ciencia básica y desarrollo tecnológico. Ciencia básica, dado que uno de los problemas que se presentan en física de plasmas de fusión es entender los mecanismos que controlan, mediante el desarrollo de turbulencias, el transporte de energía y partículas en sistemas muy alejados del equilibrio termodinámico comparables a las condiciones de las estrellas. Desarrollo tecnológico, dado que las condiciones extremas en las que tienen lugar las reacciones de fusión nuclear (100 millones de grados) requieren una tecnología singular en diversos campos. Además, en paralelo, las aplicaciones industriales de los plasmas fríos son una parte esencial de la infraestructura tecnológica de los países desarrollados.

Fuente: CIEMAT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here