No habra manera…

1
41

La vida en el mundo tal y como se ha ido configurando a través del tiempo es incongruente; sin hurgar muy lejos, en el oriente medio están asesinando a pueblos en guerras fratricidas, bajo la lupa de las naciones unidas que dicen defender a esos mismos pueblos de no ser asesinados y por el otro lado, nada es más importante que la boda real de un señorito bonito.
Año 2011, más de siete millones de niños mueren de hambre al año, con lo que se ha gastado en las bombas, balas, armas, uniformes, despliegues y por el otro lado en invitaciones, prensa, anillos, vestidos, comidas, bebidas hubiéramos parado esa estadística de muerte por diez años.
Pero, de ese hecho no podemos culpar a la vida misma, si se pudiera, ya que los actores que hacemos esa “vida” somos nosotros.
Tampoco podemos inculparnos de cómo es la vida que nos toca vivir, porque así es, nos llega de a como nos la dejan. Eso sí, en lo que si podemos ponernos el anillo, es que no hacemos nada por mejorarla, o no existiera el dicho “todo tiempo pasado fue mejor”.
En Venezuela, vivimos en el tiempo del no tiempo, sin historia y sin futuro, un presente embrutecido por una verborrea adoctrinante, ensombrecedora, turbia de propósitos y criminal en sus fines. Vivimos solo un día a día de farsas, de desprecios, de vulgaridad, de permisiva criminalidad para apocar, castrar y someter al pueblo.
La historia, solo es recodada por el comandante chavez para interpretarla a su antojo, es decir una historia “Pret-a-porter”; expresión francesa que significa “Listo para llevar”, refiriéndose a las prendas de moda producidas en serie y que se repiten en función de la demanda; a eso es lo que ha quedado los quinientos años y piquito años de historia venezolana, a un patrón hecho a medida de la necesidad del gobernante para embaucar a un pueblo profundamente inculto.
Y ya sabemos lo que sucede con un pueblo que no conoce su historia; como dijera Helmut Kohl, “un pueblo que no conoce su historia no puede comprender el presente ni construir el porvenir…”
La política no tiene amigos, solo intereses. El pueblo venezolano ha sido moldeado a imagen e interés de los políticos que dicen hacer patria; ha sido sistemática y deliberadamente desprovisto de las herramientas necesarias para forjar su propio futuro y para quedar siempre bajo el protectorado del político.
Bajo ese manto de mentiras y negociados que vemos día con día, en los que los únicos favorecidos son ellos, los políticos politiqueros y que ahora dedican a mostrar sus no-logros a través de las esferas cibernéticas del twitter y/o Facebook en donde, por demás se ufanan, de cuan populares son por la cantidad de seguidores que tienen.
Pero más nada para el pueblo, solo mentiras y negociados.
Mientras el pueblo no se eduque, no se tenga a la familia como la base de la sociedad, no se dignifique el trabajo y el trabajador y no se elimine la dadiva gobiernera que atrofia y entumece al pueblo, no habrá manera de quitarnos de encima a tipos como los políticos y menos a criminales como chavez.

Arq. Víctor Juan Mión Pivetta
www.vmreporte.blogspot.com
vmreporte@gmail.com
@Mionvi
2011.04.30

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here