El que viene detrás

0
49

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                 

     Decepcionante y desmoralizadora para los españoles la encuesta sobre nuestros políticos reflejada el barómetro del CIS correspondiente al mes de abril.

      En esta encuesta nos encontramos con que la nota dada por los encuestados al presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, es baja pero nada extraña teniendo en cuenta las circunstancias. Se podría decir que es muy normal. Pero ¿que nota ha obtenido el aspirante a sustituir a Zapatero? me refiero, claro está, a Mariano Rajoy. Resulta que Zapatero ha obtenido un 3,41 de nota mientras a Rajoy le conceden un 3,46, prácticamente ambos tienen la misma nota. Evidentemente los ciudadanos han perdido la confianza en Zapatero pero lo malo de todo esto es que el aspirante no ilusiona ni crea esperanza y digo lo malo porque según las encuestas puede que Rajoy sea el recambio de Zapatero, un sustituto que no cuenta con la confianza de los españoles y que su incapacidad le lleva hasta el extremo de no saber sacarle provecho políticamente a la situación de descontento existente entre los ciudadanos. Quien no es capaz de conseguir despertar ilusión y fe en el futuro cuando la economía está en tan mala situación está claro que no es capaz de sacar a este país de los problemas que tiene y eso demuestra que la gente lo percibe y es por ello por lo que Rajoy no le ofrece las mínimas garantías a la hora de que los españoles le den su apoyo. Antes he dicho que es muy comprensible la valoración que se hace de Zapatero, pero es totalmente incomprensible la adjudica a Rajoy. Aunque a la vista de lo poco que da de sí no puede extrañar a nadie. Está muy claro que Rajoy puede vencer sin convencer. La gente ya se está cansando de escuchar de boca de Rajoy la misma cantinela de siempre, da la impresión de que le han robotizado. Repetir una y otra vez de forma machacona lo que nos está sucediendo ya cansa, todos sabemos lo que nos está pasando, lo que queremos oír son soluciones y Rajoy está claro que no las tiene.

       Resulta que ministros de un Gobierno que está soportando las consecuencias de una crisis, principalmente su presidente, aunque a este respecto hay que decir que la crisis les ha dejado “tocados” a todos, ahí tenemos como le van las encuestas a Sarkozy y a Merkel, cuando este Gobierno está haciendo la travesía del desierto nos encontramos con que algunos de sus ministros alcanza un porcentaje de popularidad y de aceptación mayor que el de Rajoy, el vicepresidente, Alfredo Pérez Rubalcaba, un 4,7 y Carme Chacón un 4,55, lo que significa que los españoles confían más en estos ministros que en ese recambio “pirata” y no “original” de Rajoy.

       He comenzado este escrito tachando la encuesta del CIS de decepcionante y desesperanzadora y creo que lo he dicho con fundamento teniendo en cuenta la credibilidad que tiene “el que viene detrás”. No sé si viene al caso decir eso de “virgencita que me quede como estoy” o “que no nos pase ná”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here