Los pueblos también se equivocan

0
51


No sé, pero tengo la misma  curiosidad que  muchos de mis congéneres, por conocer, aunque sea el nombre,  de aquella “lumbrera”  que dijo: – “Los pueblos nunca se equivocan”-  para expresar que siempre tienen la razón a la hora de elegir a sus gobernantes; o de aquel que estampó para la posteridad la célebre frase: – “Los pueblos tienen los gobiernos que se merecen”-  . Mientras tanto seguiremos con la incógnita de que pudo haber sido un filósofo de  bar o taberna, o tal vez se trató  de un politicastro, populista y demagogo de esos que tantos abundan por estas tierras del Señor.

 

De ambas sentencias existen una serie de divergencias, y  quiero referirme a la primera de ellas.  En algunas  ocasiones, los pueblos si suelen equivocarse a la hora de escoger a las personas que se encargarán de regir el destino de sus naciones. La historia está llena de casos: pongamos por ejemplo el tristemente recordado  canciller alemán, electo por el pueblo con el 88 % de los votos  en 1934,  conocido con  el nombre de Adolfo Hitler, quien una vez convertido en el “Fuhrer” puso la gran cag…  sumiendo a sus conciudadanos en un mundo de guerra, destrucción y muerte, quien viéndose amenazado por la fuerzas aliadas, puso fin a su vida- como todo cobarde dictador –  suicidándose junto con su compañera, aquel glorioso abril de 1945. También tenemos el caso del “Duce” Benito Mussolini, elegido Diputado por el pueblo italiano en mayo de 1921, entronizándose en el poder en 1924, para luego ser ajusticiado por su mismo pueblo, ese abril de 1945, cuando, una vez fusilado,  lo llevaron a una gasolinera y lo guindaron de los tobillos junto a su amante.

 

Historia reciente:

 

Saddam Hussein, llega a la presidencia acompañado del partido popular “Baaz” en 1979 iniciando en Irak una dictadura cruel y sangrienta, manteniéndose en el poder mediante la parodia de comicios electorales que montaba con “bombos y platillos”  y que siempre ganaba por un amplio margen de popularidad; eso hasta el 2003, cuando fue desalojado del poder por las fuerzas de ocupación norteamericanas, más tarde ejecutado en diciembre de 2006.

Otros casos del viejo mundo:

 

Alexander Lukachenko: llega al poder por votación popular en 1994,  gobernando con mano de hierro al pueblo de Bielorrusia y mediante elecciones amañadas se ha mantenido en el gobierno – nunca ha perdido un proceso electoral –  ya se enfila para un cuarto periodo presidencial al ser reelecto en diciembre de 2010 con un 80 % de los votos. Considerado en el viejo continente como el “último dictador de Europa” , pero las cosas se les están complicando y ante el rechazo actual hacia los regímenes dictatoriales, se la pasa con la llorantina que existe un complot internacional para terminar con su régimen  – ¡caramba! Esto lo oímos con frecuencia en boca de la nueva camada  de dictadores que se han anidado  en el continente Latinoamericano

 

Bachar El – Assad: representante de las dictaduras hereditarias.  Sucede a su padre en    la presidencia de Siria, mediante un referéndum en julio del 2000 , y es reelecto para un segundo mandato, mediante otro mamotreto constitucional en mayo del 2007; pero el pueblo sirio ha reconocido su equivocación y se va rebelando poco a poco, realizando una serie de manifestaciones, con su secuela de muertos y heridos,  en contra de este régimen sangriento y despótico.

 

Teodoro Mbasogo: Presidente de Guinea Ecuatorial. Otro dictador que manipula las masas para mantenerse en el mando, sin importarle un comino el sufrimiento de su gente. Ya fue reelecto en el 2009 para un quinto mandato, obteniendo el 95 % de los votos – ¡Una guará! Como dijera un larense.

 

Abdelaziz Buteflika: Dictador argelino. Fue reelegido para un tercer periodo en el 2009 con el 90 % de los sufragios.  Este es otro que no desea abandonarla silla presidencial de Argelia, atornillando sus posaderas a la misma.

 

Paúl Kagame: – ¡valla el nombre que tiene este tío! Gobernante autoritario y déspota de la República de Ruanda;  a pesar de ser un tirano, fue reelecto en el 2010 con el 93 % de aprobación,  para que siga jorobando al pueblo.

Amigos, la lista es larga en el viejo continente, sobre todo en aquellas naciones separadas del bloque comunista después de la caída de la URSS.

 

Pasemos ahora a revisar los “pelones”  que se han echado algunos de los habitantes de este  lado  del planeta, conocido como el nuevo continente:

 

Fidel Castro: Decano de los dictadores en todo el mundo. 58 años oprimiendo a los cubanos: un pueblo que creyó en él cuando bajo con sus barbudos de la Sierra Maestra, entraron victoriosos en la Habana cargados de rosarios, estampitas de la virgen y escapularios colgados  del pescuezo, para después declarar el Estado Comunista. Cuando  los habitantes de Cuba comenzaron a darse cuenta, ya era muy tarde, estaban montados en la olla y el mandado hecho. Cárcel, tortura y fusilamiento para los opositores al régimen.

 

Las elecciones en la Isla, son una cuestión atípica, sólo hay un partido por el cual votar, se eligen a unos diputados, los cuales nombran a su vez al presidente – siempre el comandante Fidel – En las últimas elecciones lograron casi el 100 % de los votos – ¡Claro,  solamente asistieron  los comunistas!

 

Hugo Chávez: En las elecciones de diciembre de 1998, logra llegar a la presidencia de la república, engatusando al pueblo con la promesa de luchar contra la pobreza, la corrupción, inseguridad, desempleo, carencia de viviendas y otros problemas, que no ha podido resolver en 12 años de mandato, pues éstos se han incrementado hasta el infinito.

 

Su primer periodo presidencial culminó en diciembre de 2001, ya que sometió la primera magistratura a un referéndum, el cual ganó ampliamente. Durante su segundo mandato 2001 – 2007, este se vio interrumpido, ya que tuvo que dejar el poder en abril de 2002 (por dos días) debido a la revuelta de un sector de la población, cansada de los desmanes y abusos cometidos. Fue rescatado por las masas populares, según dice él – lo cual sería una segunda equivocación del pueblo.

 

Gana las elecciones para un tercer mandato en la contienda electoral del 2006, con un 63 % de aprobación popular  – aquí se equivocaron por tercera vez – Como buen dictador aferrado al poder, quiso reformar la Constitución Nacional a través de un referéndum en 2007, el cual perdió, reconociéndole el triunfo a la oposición como una victoria de “mierda” (sic). Pero igual ha impuesto su voluntad a todos los poderes públicos que se encuentran bajo su bota militar para lograr la reelección perpetua – ¡No tiene ambiciones el niño!

 

En diciembre de 2012 se realizarán nuevas elecciones para la elección del Presidente. Esperemos que el pueblo no vaya a equivocarse por cuarta vez.

 

Los cachorros:

 

Daniel Ortega en Nicaragua; Rafael Correa en Ecuador y Evo Morales en Bolivia. Todos  pichones de  dictadores bajo la tutela de Hugo Chávez, quien ha financiado sus campañas electorales con la petrochequera venezolana. Todos aspirantes a reelegirse por el resto de sus vidas para seguir echándole vainas al pueblo, hasta que terminan por cansarse de tantas dictaduras. Los pueblos a veces se equivocan, pero cuando se dan cuenta se revelan y…. ¡Ay! a correr se ha dicho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here