Llenemos las urnas de esperanza el día 22

0
37

(Con permiso del Movimiento 15-M)

Cuando algo no gusta, tampoco funciona y menos convence, lo que procede, lisa y llánamente es cambiarlo, de cuerdo con la libertad de elección que nos otorga nuestra democrática Constitución y eso será lo que hagamos el próximo domingo dia 22, fecha en que se celebran las elecciones autonómicas y municipales.

 

En esta ocasión, la campaña de los citados comicios, está coincidiendo con las protestas que se estan celebrando en varias ciudades españolas, organizadas por el movimiento bautizado como 15-M, quienes pretenden manifestase el sábado 21 (dia de reflexión), algo prohibido por la Junta Electoral en aplicación de la vigente normativa legal. Confundir y mezclar ideologias, utopias, protestas, reivindicaciones con realidades, no es oportuno ni adecuado. Las leyes estan para ser respetadas y sus modificaciones deben proponerse y aceptarse a través de los parlamentos,

 

Al margen de lo expuesto anteriomente, en efecto, si existen ciertas situaciones que estan demandando cambios y soluciones inmediatos. La sociedad española no puede seguir soportando la contrastada inutilidad del Gobierno y sus ministros, ni acpetar el crecimiento del paro que ya dobla la media de la Comunidad Europea. La precareidad del empleo ha convertido a nuestros jóvenes en ciudadanos de segunda o tercera categoria. Cuando presentan sus contratos de trabajo en cualquier entidad de crédito para solicitar un préstamo, la humillante respuesta es siempre la misma: ¡¡NO SIRVE, NECESITAMOS UN CONTRATO INDEFINIDO!!

 

Entre los múltiples motivos de protesta alegados por el colectivo de “descontentos e indignados”, existes tres aspectos en los cuales todos coinciden tras haberlos debatido a traves de la redes sociales, y que son: La fórmula de representación política, el funcionamiento de los partidos (corrupción, favoritismos, etc) y las relaciones entre instituciones y sociedad.

 

Para estos grupos, los políticos se pasan la vida mirándose al ombligo, ignoran lo es es la autocrítica y viven cada vez más alejados de la realidad social y sus problemas sin ocuparse de las preocupaciones reales. Paro y carencia de futuro ahogan a jóvenes y adultos, mientras los políticos consumen sus energias en deleznables enfrentamientos por mantenerse en el poder.

 

Las recientes ocupaciones de espacios públicos en lugares altamente significativos (vease la Puerta del Sol), son “la moción de censura” que utiliza la ciudadania para expresar su malestar y asco acumulados y que nadie sabe como puede terminar y a donde llevarnos…. Tal como estan discurriendo los acontecimientos, analizados con la mayor frialdad, todo invita a pensar que caminamos hacia la deslegitimación del Estado democrático, y eso es áltamente peligroso….Entrevistado uno de los pertenecientes al grupo Democracia Real Ya, contestaba lo siguiente: ¿Negociar con los políticos?. ¿Para que?, “Ahora la soberania reside aqui (Puerta del Sol), en el pueblo”. En efecto constituye una baladronada pero figaraba en la primera página de un Diario de gran difusion nacional.

 

Las manifestaciones que estamos contemplando en nuestra ciudades, son una mínima parte del colectivo que se siente identificado con estos movimientos, totalmente debatidos y compartidos a través de las redes sociales, a los cuales el presidente Zapatero les pide que acudan a votar (?). Nadie lo entiende, quizá considere que todos se inclinaran por el PSOE.

 

Lo que está ocurriendo en España nada  tienen que ver con las revueltas de Egipto o Tunez. Nosotros gozamos de autentica democracia pero de un perfil muy bajo; nos falta rodaje y calidad, circunstancia a la que estan contribuyendo la paupérrima categoria de nuestros ministros y la inagotable ambición del poder financiero.

 

Todos comentamos y tememos que algo ocurra el dia de las elecciones y no sea nada bueno. Nadie sabe en que puede consistir y solo algunos, los más informados, se atrevan a imaginar quien puede ser el autor o autores de la estratagema electoral. Otros, los más, solo aspiramos a que todo discurra con la mayor tranquilidad y las aguas retornen a su cauce.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here