¿Representantes… de quién?

2
40

 

            Estamos viviendo una época donde hay infinidad de “representantes”, pero que la realidad nos demuestra que sólo representan los intereses de ellos mismos o de los que los ponen en el lugar idóneo para ello. Y ello va desde la tan cacareada ONU al, Parlamento Europeo; o en España (que es desde donde nací y vivo) desde el desgobierno central a los desgobiernos municipales (y digo desgobiernos por cuanto gobernar es algo muy diferente)… todos (o en mayoría) van “a su panza y su bolsillo”.

Lo que predomina, esquilma e incluso destruye, son “los peores ejércitos que han arrasado el mundo” y que en estos tiempos son, los que dicen administrarlo… y por la infinidad de inútiles enchufados al dinero público; los que se justifican diciendo que hacen pero no hacen nada… nada útil se entiende; hay una infinita plaga de parásitos.

 

            Si nos referimos al gobierno y al partido que dice gobernar; ya nos lo dice la palabra partido (“son partidarios”) puesto que se preocuparán sólo de los intereses que a ellos afecta, dedicándose principalmente a destruir a sus más inmediatos oponentes, puesto que lo que les ocupa siempre (digan lo que digan y lo digan como quieran) es eso sólo, mantenerse en el poder y demagógicamente, hacer todo lo que puedan para no soltarlo; y para lo que harán… “simplemente lo que están haciendo y que en nada le es útil al ya sojuzgado pueblo, al que simplemente necesitan para que trabaje y pague impuestos y a cambio, recibir las migajas que le dejan”.

            Si nos referimos a las organizaciones empresariales; las que se dicen “cúpulas”; no se preocupan nada más que de ellos mismos; y como existen y se mantienen por las subvenciones del dinero público; pues no se esfuerzan en enfrentamientos que les privarían de ese sustento, sin el cual no podrían existir. El resto de asociaciones empresariales, están tan dispersas y desorganizadas, que apenas pueden hacer nada.

Lejos, una verdadera confederación nacional que de verdad defendiera la empresa, que es tanto como defender el trabajo de toda España. Los empresarios es que y visto lo que han visto, ya no confían en nadie y temerariamente se mantienen, “tras sus mostradores” y allí atrincherados no quieren saber nada de nada… y viven, vegetan, subsisten o sucumben; puesto que se consideran solos y no creen ya en nada… cosa parecida a lo que ocurre al votante “anónimo”; que lo han engañado tantas veces que ya no creemos en nadie y terminaremos por ni ir a votar… cada vez abunda más la abstención, junto al cabreo y la indignación.

            Si nos referimos a los sindicatos obreros, más de lo mismo; pero estos y principalmente los dos que se consideran como más mayoritarios y con un ejército de “liberados” (o sea que no trabajan pero cobran un buen sueldo)… habiendo recibido en 2010 más de doscientos millones de euros (206) más lo que indirectamente les llegue “por otros trabajos delegados”; y como maná generosísimo del gobierno… ¿a quién van a atacar… al que les mantiene su buen nivel de vida y les permite tener un aparato, tipo ministerial con coches incluidos, cuasi igual que si fueran otros ministros más? ¡No! Contemporizarán con “el patrón” y a seguir cobrando, puesto que ya digo… “panza y bolsillo es lo que mueve la política y estos no son otra cosa que unos políticos más”… prueba de ello es que sólo una insignificante cantidad de obreros son (dicen) los que pagan su cuota, la inmensidad del resto, los ignoran totalmente; a la vista queda la última manifestación general de protesta ante el gobierno (“o remedo de lo que ello debiera haber sido”) y a la que ni siquiera han ido la mayor parte de “los liberados” (eran lo que se dice en españa como “cuatro gatos”) ¿para qué ir si van a seguir cobrando lo mismo? Y a lo mejor algunos, es que ya, “tienen otros trabajos paralelos y los que han de cuidar”.

            Las asociaciones gremiales, desde las más altas a las más bajas (exceptuando los bancos, que de siempre han sabido organizarse como el poder del dinero que dicen ser… “por que los dejan”)… al final se politizan y en vez de preocuparse de los intereses gremiales, se preocupan de aparentar que hacen; pero no hacen nada por sus “representados”; tan es así, que los políticos han ido a controlar hasta las asociaciones de vecinos… o sea, lo mismo que con Franco… a controlar todo y “a favor del partido”.

            Y esta es la realidad del pueblo o los pueblos… atados o maniatados, por la fuerza o la demagogia (o ambas) que es con lo que las minorías o camarillas, pueden realizar sus grandes negocios y grandes apropiaciones que como mercenarios y sin bandera, ni política, actúan y muchas veces, conchabados con los que aparentan ser sus oponentes, pero que en realidad son sus cómplices para repartirse el botín… por aquello de que… “hoy me toca a mí y mañana te tocará a ti”.

            Y he dicho y me reitero en lo de “sin bandera ni política”, puesto que LA POLÍTICA (con mayúsculas) es el arte de gobernar bien a los pueblos; y a la vista queda el que lo que estamos es, muy mal o malísimamente gobernados.

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen.ciudad.org (allí más)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here