Las consecuencias económicas de las elecciones municipales y autonómicas

2
126

Las consecuencias económicas de las elecciones municipales y autonómicas

Aún cuando todos nos temíamos lo peor y nos imaginábamos una campaña electoral eterna, lo cierto es que, por fin, llegó a su fin, se celebraron las elecciones y todo volverá a la calma, tensa calma, pero calma al fin y al cabo, y como tal deberemos tomarla, una calma que nos llevará en volandas a las elecciones generales de marzo, si antes no ceden Zapatero y su voluntad de agotar la legislatura.

Una calma que se vestirá de recortes económicos y sociales, unos recortes que entre todos han venido escondiendo en el baúl de los recuerdos, pero que ahora tendrán que aflorar, tendrán que salir a la luz, los que se mantuvieron tendrán todavía un margen de maniobra de dislate político, pero los que llegaron se afanarán en barrer la casa para no mancharse con la suciedad ajena.

Y es esta suciedad ajena la que provocará las consecuencias económicas de estas elecciones municipales y autonómicas, unas consecuencias que pasarán, como ha sucedido en Cataluña, por los recortes, por un período de austeridad en el que los ciudadanos verán mermados sus derechos sociales, y no por culpa del Gobierno, no, por culpa del Gobierno Autonómico, que se verá en la tesitura de tener que gestionar sus recursos escasos para el día a día, y para el ayer, cuando se contrajeron las deudas que ahora hay que pagar.

De hecho, cualquier cambio de gobierno autonómico o municipal debería de ser tomado como una buena noticia por la ciudadanía, no por los recortes que se van a producir, sino por la limpieza general que permitirá sanear las cuentas públicas y afrontar el futuro con mayor disposición.

Pero esta limpieza puede tener consecuencias más allá de los coyunturales recortes, puede traer consecuencias políticas, como ya han traído en Galicia. Cuando en toda España el Partido Popular ha ganado con holgura sobre el Partido Socialista, en Galicia las fuerzas se han igualado, en comparación con las últimas elecciones autonómicas, y ello se ha debido a que el PP está en el poder, y es el partido que ha protagonizado los recortes. ¡Aviso para navegantes! Podría darse la paradoja de que esta victoria fuera contraproducente para el PP, que ya no podrán ponerse de perfil a verlas venir, sino que tendrán que empezar a tomar decisiones impopulares en sus respectivas Comunidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here