El simbolismo de una rebelión: Retirada de fondos bancarios

1
48

Ante los ataques continuos contra sus reivindicaciones utópicas y sin base concreta, la plataforma 15M ha decidido pasar a la acción lanzando medidas repletas de pragmatismo simbólico y que evalúen la verdadera fuerza del movimiento, para seguir adelante, si fuera menester, o dejar la rebelión para otro momento más oportuno.

Por ello han lanzado la propuesta de que cada ciudadano retire 155 euros de su cuenta bancaria este próximo día 30 de mayo, una cifra puramente simbólica, que hace mención al origen real del movimiento, 15-5, 155 euros que no significarán nada para las entidades financieras, pero que sí determinarán el nivel de apoyo de la plataforma.

Porque este nivel no se puede medir por la cantidad de ciudadanos acampados en las plazas, sino por el seguimiento que se alcance de sus peticiones reivindicativas, porque lo primero está enraizado con la ociosidad, forzada o voluntaria, de los asistentes, mientras que lo segundo tiene más que ver con la profundidad del propio movimiento.

Pasado el lunes, una vez que se contabilicen la retirada de fondos efectiva, podremos empezar a plantearnos si la sociedad debería de tomarse en serio la llamada “spanishrevolution”, o si deberíamos de seguir mirando hacia otro lado, por lo que si en algún remoto filamento de tu conciencia apoyas a la plataforma 15M, como un movimiento de revolución pacífica, no lo dudes, y el lunes pásate por tu sucursal a retirar 155 euros.

Por otro lado, si prefieres no hacer nada porque sigues pensando que todo este rollo del 15M, y movimientos similares, no son más que un grupo de ‘perroflautas’ ociosos, no retires el dinero, pero eso sí, luego no te quejes de que las cosas funcionen siempre igual, beneficiando a los poderosos y condenando a los ciudadanos de a pie, amén de repasar tu conciencia social y recuperar nuevas fuentes de información, porque un movimiento tan heterogéneo como el de la plataforma 15M merece un respeto que no se le está otorgando desde diferentes medios de comunicación, que no vienen al caso, pero que conforman aquello que se llama “la tdt party”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here