Las oportunidades económicas de una alarma sanitaria

1
161

Las oportunidades económicas de una alarma sanitaria

La economía es un juego de expectativas, racionales o irracionales, las cuáles se rigen por el devenir de los acontecimientos, lo que hace imposible una previsión exacta de lo que sucederá en el futuro, porque siempre se basará en los hechos de hoy, cuando la realidad económica del futuro estará condicionada por los hechos del futuro, imposibles de conocer hoy.

Pero ese devenir de los acontecimientos puede ser modificado con pequeñas variables de influencia, siendo la salud, y sus posibles amenazas, una de las principales. Así, si ante la aparición de una bacteria, cualquier vale, la que tenemos ahora en Hamburgo nos sirve, una pequeña insinuación de que el origen de la misma tiene algo que ver con las hortalizas en España, hace que los consumidores europeos, especialmente alemanes, apliquen su esquema racional y lleguen a la expectativa de que su salud empeorará si consumen esas hortalizas, por lo que dejarán de consumirlas.

Y el devenir de expectativas que se genera con una leve insinuación necesita, luego, de años y años de rigor alimentario y de manipulación de alimentos exhaustiva para recuperar un grado similar previo al de la insinuación, generando, como no podía ser de otra manera, un volumen de pérdidas económicas inconmensurables.

No voy a decir, no me tomes por un iluminado, que todo el tema de la alarma sanitaria por la bacteria en Hamburgo está relacionado con el sector hortofruticola alemán, pero sí que todo este asunto genera unas oportunidades económicas, cuanto menos, sospechosas, ya que el consumidor no dejará de consumir, sino que derivará su consumo hacia diferentes productos o diferentes orígenes de los mismos productos.

Por tanto, una alarma sanitaria, de una gravedad que yo no voy a poner en duda, genera un escenario de oportunidades económicas que puede otorgar pingües beneficios a quien las pueda aprovechar, e ingentes pérdidas a quien sufra las consecuencias de una insinuación, voluntaria o involuntaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here