En pelota picada

1
45

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                 

         Imagino que los prebostes de la Iglesia  Católica española se habrán escandalizado ante la propuesta de Rajoy de tratar sobre el déficit financiero a “calzón quitado” ya que ello supone algo así como querer convertir los foros de discusión política en una especie de playa nudista.

      La verdad es que yo no veo la necesidad de que haya que estar en pelota picada, a pesar de que ya estamos prácticamente en verano, para reunirse con el fin de intentar corregir los déficits que arrastran las autonomías, pienso que en aquellos lugares donde se puedan celebrar estas reuniones se dispondrá de aire acondicionado y si no lo hay siempre se puede recurrir a los ventiladores y como mal menor al socorrido abanico. Cierto es que es un tema candente que puede producir “sofoco” a muchos dirigentes autonómicos, pero de ahí a presentarse en una reunión del mismo modo que Adán campaba por el paraíso, me parece un tanto exagerado.

      Yo comprendo que Rajoy se sienta un poco sofocado cuando plantea estas reuniones porque hace falta un buen par de… narices para proponer este tipo de debates teniendo en cuenta, acabo de leerlo en un periódico de la Comunidad Valenciana, que la deuda de dicha Comunidad suma más que las de Castilla-La Mancha, Baleares, Asturias y Aragón juntas, como es sabido estas cuatro autonomías han estado gobernadas por los socialistas. La deuda de Aragón en 2010 era de 2.901 millones de euros; la de Asturias de 1.634 millones; la de Baleares de 4.064 y la de Castilla-La Mancha ascendía a 5.819 millones, en total, sumadas las cuatro, 14.418 millones de euros. La deuda de la Comunidad Valenciana está situada en los 17.600 millones de euros. La de Madrid le anda a la zaga: 13.492 millones. La verdad es que es para sofocarse y acalorarse, máxime después de que un dirigente del PP castellano-manchego haya dicho que Castilla-La Mancha está en “quiebra total” mientras que la Comunidad Valenciana “es un ejemplo de buena gestión”. A esto respecto hay que decir que hace unas semanas en el gran Hospital La Fe de Valencia se quedaron en los quirófanos sin hilo para suturar, fue noticia a nivel nacional, porque la Generalitat, Camps, le debe a los proveedores de los hospitales públicos lo que no está escrito y no les pagan, y estos se muestran un tanto remisos a la hora de suministrarles material. A todo esto hay que añadir que Camps acaba de firmar la ampliación hasta 2020, del contrato de Fórmula 1 por un importe de 108 millones de euros. Si como se dice desde el PP, Castilla-La Mancha es la Grecia española, las comunidades de Valencia y Madrid son Irlanda, Grecia y Portugal juntos.

      Sí, tiene razón Rajoy, hay que tratar estos asuntos en pelota picada, despelotados, aunque yo creo que con la “frescura” que está generándose desde el PP podrá mitigar su propio sofoco. Que limpien su casa primero y después, si es procedente, la de los demás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here