Rebeldes al sol

0
50

Cuando el  Estado no sólo  tiene el monopolio del poder, sino que pretende también tener  el monopolio de la razón, provoca el rechazo de las mentes.  Soñába

homenaje a Sol

mos, desde hace años,  con libertad para leer y juro que lo hemos conseguido. Otros procuraron,  después que nosotros,   ser conquistadores de nuevas prácticas y  sólo se han encontrado  con la posibilidad de ser agraciados y agradecidos.  El llamado movimiento 15M en España viene a demostrarnos que existe nostalgia de  libertad; no  sólo de satisfacer la necesidad. ¿Qué hacer, pues? –  Dar cauces a la libertad de opinión, posibilitar la  participación en las decisiones. Es en definitiva liberar a toda una generación, los acampados en las plazas,  del complejo de ser eternamente hijos. No sé cómo Freud interpretaría  el  fenómeno de los indignados y es sencillamente injusto interpretar el movimiento 15M, como lo hubiera sido interpretar desde el  prisma psicoanalítico el mayo francés del 68. Quien les prestó el nombre,  con José Luis Sampedro, Stèphen Hessel,  luchó  en la resistencia contra el nazismo hitleriano. Respeto, pues. Prefiero, sin embargo, antes que indignados,  rebeldes: aquellos que abren veredas, convencidos de que conducen a ciudades de  personas  rebeldes por la igualdad, la libertad y la honradez. Estamos unidos a quienes desde las plazas de Egipto reivindican satisfacer sus necesidades, mas también estamos unidos a quienes reivindican como necesidad un lugar al sol de la libertad, una oportunidad para ser protagonistas  en la película de su mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here