El acoso que acabará con el espíritu 15M

1
32

El espíritu 15M surgió del desencanto popular ante la situación a la que nos habían abocado los políticos, con sus corruptelas, y los estamentos económicos, con su persecución indisoluble del mero capital, y provocó la simpatía general, de los que les apoyaron con sus proclamas y de los que callaron otorgando la razón.

Por ello es conveniente que entre todos sepamos distinguir entre los alborotadores y acosadores que estos días están tomando los Parlamentos autonómicos, delincuentes sin oficio ni beneficio, y la gente de bien que hizo de su capa un sayo en favor de una utopía más concreta de lo que algunos pensaban.

Cualquier movimiento de masas acaba por verse contaminado por estos agoreros de la buena esencia que hunden el mensaje primigenio en favor de la trifulca barriobajera, donde tan a gusto se encuentran. Porque entran en clara contradición con lo que el movimiento en sí buscaba.

El movimiento 15M apostaba por la recuperación de los valores democráticos, mientras que estos macarras de buena vida ignoran estos valores avasallando a los cargos electos, repito electos, impidiéndoles ejercer su labor como representantes del pueblo, que, nos guste o no, les votó para ello.

Bien harían, y están haciendo, los promotores del 15M y todos los que en algún momento apostaron por el cambio a través de la Acampada en Sol, o cualquier otra en la que participaran, en desvincularse de la acción violenta, porque no toda violencia es física, de esta gente sin ideale más allá que la búsqueda continua de la confrontación.

Porque el espíritu 15M tenía una esencia sobre la que se puede y se debe trabajar, una esencia que debe de partir de las instituciones democráticas, regenerándolas e iniciando un nuevo camino democrático.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here