Sociopolítica

Simplemente jueces

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

               

    Leo en un periódico regional que un abogado ha acusado a un juez valenciano que fue director de un máster al que el acusador acudió como alumno y de haberle entregado 12.000 euros al conductor del curso de especialización para que este le diera concursos. Creo que no le va ser muy fácil al acusador demostrar tal cosa, pero me llama la atención el hecho de que el juez acusado por su alumno ha interpuesto una denuncia contra su discípulo, está en su perfecto derecho si se considera injuriado y calumniado, y no es mi extrañeza por este hecho sino porque de inmediato he recordado las innumerables veces en que desde el Partido Popular se ha acusado a jueces y fiscales de estar a las ordenes del Gobierno y como muestra de ello simplemente recordaré las palabras que dijo Federico Trillo, en relación con el dictamen del Tribunal Constitucional sobre Bildu, Trillo dijo que no encontraba palabras para expresar lo que sentía y le parecía esta resolución del TC y no pasa, en este caso y en otros muchos, nada, para mi esta actitud del PP con respeto a los profesionales de la justicia me parece bastante grave, pero por lo visto no se atreven a llamar la atención a los dirigentes populares. No quisiera llegar a la conclusión de que eso que se dice de que la justicia es más dura con el débil que con el poderoso, fuera verdad.

    Hablando del tema de los jueces aprovecho para dar mi opinión, hace mucho tiempo que quiero hacerlo, sobre lo mal que me suena eso de que hay jueces progresistas y jueces conservadores, cada vez esta definición se usa más y se acepta con la mayor naturalidad por parte de todos incluidos los propios jueces a los que se alude con nombre y apellidos. Ahora, con motivo de las tres dimisiones presentadas por otros tantos magistrados del Tribunal Constitucional, a los que por cierto les quiero mostrar mi máximo respeto por su decisión de intentar provocar que de una vez por todas se haga la necesaria renovación en este tribunal, por este motivo, repito ha vuelto a ponerse en candelero eso de “progresistas” y “conservadores” y una vez más me he sentido decepcionado al no oír por boca de ninguno de ellos el decir simplemente que ellos son, sencilla y llanamente, jueces con todo lo que ello significa. La verdad es que cuando uno oye hablar de etiquetas ideológicas o sociales en la judicatura, le da la impresión de que se está hablando de los componentes del Congreso de los Diputados o del Senado o de que la administración de justicia es una prolongación de dichas instituciones. Puede que lo sea, pero debe serlo en la medida que les compete aplicar las leyes que se legislan en el Parlamento. Lamentable.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario