Alcaldes que sirven… y que se sirven

0
98

¿De verdad van a regenerarse?

 

El oficio de político es una vocación; por tanto el que no sienta ese sentimiento de servicio público no debiera entrar en política; puesto que ese oficio “debe ser muy duro” y no lo cómodo que lo hacen los desaprensivos y sin escrúpulos que padecemos; únicos culpables de todo “lo que nos han echado encima”; puesto que todo lo que ocurre es culpa de los políticos; los gobernado somos(como mucho) meros… “cómplices subsidiarios”; debido a que ellos no predican con el ejemplo que es menester y necesario.

Por otra parte, en política y cuando se cobra un sueldo del dinero del contribuyente; el más alto y por lógica, debiera ser el del presidente del ejecutivo; puesto que al ser el cargo de más responsabilidad (que debe tenerla y existir leyes para juzgarlo caso de que se desvíe)… lógico que cobre una nómina más alta que todos los demás. Las dietas, vehículos oficiales y demás mamandurrias; debieran estar regladas de igual forma y a tenor con lo que pueda necesitar “un clase media nacional”; puesto que los políticos, muchos de ellos es que ni llegan a eso, puesto que antes de ser políticos… muchos es que “no fueron nada”. Y esa es otra; puesto que para entrar en política, debiera exigirse el haber ejercido un oficio y haberlo sabido desarrollar bien… y (ojo) estoy hablando de oficio, no de “carreras más o menos superiores”.

Oí comentar hace muchos años, una frase atribuida a “un dictador”; cuyo nombre “es pecado pronunciar hoy”… que en la función pública, el sueldo máximo, no debiera ser más del doble del mínimo que cobrara cualquier trabajador público. Posiblemente, “el tal proscrito” y en sus tiempos de lucidez, dedujo que unos y otros tenían iguales necesidades y que con “el doble”, los privilegiados ya tenían para ciertos lujos. “Y ambos son paridos por mujer y por tanto no por los dioses”.

En España, y ahora que han entrado “la nueva avalancha” de alcaldes y demás representantes del pueblo; he leído en un periódico, el que… “la mitad de los alcaldes de España, deben ser vocacionales, puesto que no cobran ni un céntimo”; se supone que todos o casi todos son de pequeñas poblaciones o municipios y donde sus presupuestos, apenas si les llegan para lo más imprescindible de las necesidades del vecindario. O sea que no cobran, por que sencillamente no pueden cobrar, lo que tiene su mérito, salvo “enjuagues” que puedan beneficiar a vete a saber quién o quienes.

Como comenté tan pronto se produjo la noticia; el alcalde de Jaén, como capital de provincia y en la que nací y vivo (que sí que tenía asignado unos muy buenos emolumentos, que se fijó la anterior ocupante)… renunció a su salario por cuanto cobra otro en el parlamento regional; cosa que no tiene más importancia que la que le queramos dar, puesto que tenía que estar prohibido por ley, el cobrar más de un sueldo oficial; ya que otra cosa no es más que un abuso más de los muchos que soportamos.

Pero de cualquier forma; no he leído que (en general) se reduzcan los sueldos en ninguna alcaldía o concejalía; lo que con los tiempos que corren de ruina, parados, gentes en la miseria y sin horizontes a corto plazo de que esto pueda cambiar… no es de recibo… esperemos que empiecen “las rebajas” y nos demuestren que saben adaptarse a esos tiempos de penurias en los que ya vive una gran parte de la población española, que camina hacia los seis millones de parados y cuyas finanzas públicas, están más en quiebra que otra cosa y ello alcanza desde a la contabilidad del gobierno del Estado, hasta infinidad de otros entes menores, donde destacan “las autonosuyas”; y todo ello, debido a un incontrolado malgasto efectuado por gentes sin escrúpulo alguno.

Qué monto tendrá ya la brutal deuda total, que se nos dice el que cada español debemos a los acreedores de España, el equivalente a dos millones de pesetas (12.000 euros) los que la verdad… no sé como ni cuando se van a poder pagar… “puesto que se dice que aunque España no es Grecia, ni Portugal… pero vamos aproximándonos muy preocupantemente y pese a todas las mentiras que cada día nos echan encima”; pero como el dinero no se puede inventar… “lo que tenga que ser será”, antes o después.

A pesar de todo, la ciudad más endeudada de las de toda España, cual es Madrid, paga a su alcalde casi 102.000 euros anuales y la ciudad de Barcelona, paga al suyo casi 110.000; siendo la comunidad catalana en su conjunto, la más endeudada de las de toda España… sumen a esas monstruosas cantidades, las “gabelas oficiales”; más lo que caiga para la familia y allegados y no nos podemos sorprender, de cómo han dejado a España en su conjunto… estos que no son servidores políticos, sino que se sirven (y bastante bien) del dinero que mangonean; puesto que los sueldos se los ponen ellos mismos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here