Hasta que el cuerpo aguante…

0
41

De su desaparición de la escena pública nacional e internacional culpan como es costumbre en estos regímenes narcoprogramados comunistas, en este caso, a una enfermedad del “líder único e indiscutible”, cáncer de estómago, de próstata, de vesícula, que si un furúnculo anal, y no nos extrañemos de escuchar a alguno de sus más destacados jala mecates desde la tribuna de la asamblea nacional, que diga lo grave que es tener que trabajar como solo él lo hace con un quiste en un ovario.

Esta debilidad del máximo jerarca nacional ha causado estragos en los medios de comunicación, en el pueblo la incertidumbre oprime el pecho, los analistas políticos se devanan el cerebro sacando cuentas moviendo las piezas del rompecabezas nacional para cuadrarlas a ganador. Los líderes de la oposición hacen ver sus bondades y visten de sus mejores galas sus comentarios para hacerlos más provocativos a la vista del pueblo que habría de votarlos.

Excelente estrategia, todos nos hemos olvidado de la situación real del país: Desempleo, inflación y endeudamiento galopante; expropiaciones; viviendas prometidas y jamás construidas; los desamparados y siempre muy bien utilizados como carne de propaganda, los damnificados; el caos eléctrico y los apagones consecuencia de la ineficiencia gubernamental y los próximos aumentos de las facturas por servicios no prestados; Pudreval; la impotencia de la PDVSA corrupta para producir más petróleo; la inseguridad personal, jurídica y fiscal; la corrupción; el caos medico asistencial; el caos educativo; el caos en las cárceles nacionales; caos en el ministerio de justicia en 12 años 17 ministros diferentes; caos policial donde los policías son ladrones y los ladrones policías; caos militar, donde se arrodillan al obedecer mandos extranjeros en contra de la real voluntad nacional.

Entre muchas otras cosas que han llevado al país al estado de deterioro físico y moral, en el que nos encontramos hoy día y por lo cual, aun viendo la herida purulenta y sangrante, yo no lo creo.
Que mejor fecha que esa, Día de la Independencia de Venezuela, y para más, independencia del imperio de aquel momento.

Muy probable que sea el 5 de Julio, la fecha de retorno del sátrapa a la farándula política; será a fuerza de propaganda, mentiras y billetes que llegara convertido en mártir/prócer y pulcras sus manos de los desmanes ocurridos en estos doce años pasados, querrán hacer ver.

Llena la plaza, el pueblo fulgurante de rojo centelleante, dribla con furor las banderitas tricolores, la amarillo, azul y rojo venezolana y la blanca, azul y rojo cubana.

Fotografías del che, de Fidel, de Jesucristo y obvio del mártir/prócer Chávez el insepulto, que a los veintidós días apareció de entre los sin escrúpulos, para seguir acabando con su país.

Hasta que el cuerpo aguante…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here