Lo que hay que tener

0
57

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                  

        Bueno, con los calores del verano le está apretando el “sofoco” a nuestra economía. A partir de este mes de julio va a subir la electricidad y el gas. Es muy posible que para que a los jubilados y pensionistas no les suponga un quebranto económico, las pensiones se descongelen. Todo depende del calor que haga.

     He preferido comenzar con un cierto tono humorístico, para quitarle hierro al asunto y evitarme un cabreo que no me hace nada de bien dado mi estado de salud. Dicho esto voy a comentar la noticia, aunque la jerga que emplean los políticos para decirnos lo que va a ser de nosotros es total y absolutamente imposible de entender y luego nos encontramos con sorpresas nada agradables. Pero a lo que voy: Leo en los medios escritos que hay un posible entendimiento entre PSOE, PP y CiU al votar conjuntamente una resolución a los embargos hipotecarios. Al parecer están porque la entrega del piso sea para saldar la hipoteca y no tengan que seguir pagando, pero que esto es sólo para las nuevas hipotecas.

      O sea, que las víctimas de la crisis, los que se están quedando en la calle y siguen pagando la hipoteca de una vivienda que jamás será suya, seguirán jodidos y apaleados, son los parias a los que les ha mirado un tuerto y les ha entrado la negra y como es sabido al débil le entran todos los males.

      No acabo de entender como un Gobierno, y la oposición, el PP también, por no haber presentado alternativa alguna a todo lo aprobado por el Ejecutivo para al menos haber paliado en la medida de lo posible el efecto devastador que esas medidas han producido en la sociedad española, especialmente en la clase trabajadora entre los que se cuentan funcionarios y pensionistas, esa oposición que ha criticado pero está claro que ha otorgado al no proponer otras medidas menos lesivas como antes he dicho, estos políticos, Zapatero y Rajoy, se han echado encima a 48 millones de españoles y no les ha temblado el pulso, al primero a la hora de actuar y al segundo al momento de criticar otorgando. Les han sobrado redaños,  para aplicar medidas tales como abaratar el despido, elevar la edad de jubilación, bajar el sueldo a los funcionarios, congelar las pensiones y unas cuantas medidas más todas ellas negativas para los trabajadores. Han tenido los arrestos suficientes para, tanto Zapatero como Rajoy, pasar olímpicamente sobre todos ellos, sin embargo ahora no tienen lo que hay que tener para plantear una normativa, para todos, sobre el embargo hipotecario dando por saldada la deuda con la dación de la vivienda, no se atreven a poner sobre la mesa sus atributos masculinos y plantarle cara a los banqueros aplicando la retroactividad a la nueva normativa si es que de verdad quieren que se modifique.

     Les asustan más cuatro banqueros que 48 millones de ciudadanos.  El miedo es libre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here