El sucesor

1
62
el sucesor

Dicen los mercados que una Europa rota les  sirve más que unida. Rajoy es una fuerza infiltrada. No me extraña. Aznar también habló texano.  El reloj me da las 07:00.  La radio de la mañana nos advierte de la mala calificación de España por su deuda. Las agencias de tasación avisan  de que España puede dejarles de  pagar.  En consecuencia, los intereses del préstamo suben. No hace mucho que ironizaba El Roto en El País: si no me puedes pagar los intereses, te subo los intereses. Baja la bolsa y Elena Salgado se reúne a solas con ZP. A  las ocho de la mañana, cuando llegué al despacho  del Congreso de los Diputados,  comenté con Marta, compañera en la tercera bis, que el PP,  por fin,  estaría a las alturas de las circunstancias. Sólo todos juntos podemos contra la especulación. Los  mercados pretenden hacer añicos a la non nata Unidad Económica de Europa, eficaz escudo frente a los paraísos financieros. Error. Eran  las 09:00;  comenzó la sesión de control, habitual de los miércoles; Rajoy intervino el primero: el paro está alto, usted no genera confianza, elecciones ya. Rajoy se sienta; mira  a la portavoz y se sonríen los dos; vuelve la cabeza para saludar a su respetable bancada; se dispone a salir. La faena está hecha. Efectivamente Europa está rota: Alemania está ensimismada; Francia en estado de buena esperanza; Grecia tocada y hundida, como lo está Portugal; Irlanda y no sé cuántos Estados más se sienten empobrecidos. España, amenazada, como lo está Italia. Sin Europa no hay escudo frente a los mercados, cuyo objetivo es apartarla del concierto pluricontinental,  que  ha de regentar la geoestrategia global. Oriente es ya socio de excelencia con USA; los emergentes latinos son imprescindibles como unidades de gasto, al igual que lo han de ser los Países árabes, escudo de fundamentalismos religiosos; África comienza en Marruecos; Falta Europa, que rota  sirve al interés especulativo de los mercados mejor que unida.  Rajoy, infiltrado,  de nuevo esta mañana con su váyase ZP: que su sucesor, don José Luis, soy yo: Mariano. Cosas de PP.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here