Sociopolítica

Decadencia, degeneración y…?

 

 

            Se ha creado (por egoísmo mayormente) una sociedad tan “productiva” que llegados a esas superproducciones de todo, el resultado final ha sido nocivo, degenerativo, decadente y por tanto destructivo.

 

            Y esa destrucción “también global”, avanza a pasos agigantados y los inútiles que dicen gobernar a este pobre planeta, o no se dan cuenta, o no quieren darse por aludidos; y como aquellos burros, atados a la noria… dan vueltas a la misma, puesto que el amo ya se preocupó de vendar los ojos al jumento, para que siguiese caminando a ciegas y por la propia inercia animal.

 

            Hoy no es un problema casi nada de lo material (“de lo otro mejor no hablar”) puesto que incluso en los países denominados ricos… “a los viejos se nos hace vivir hasta edades muy avanzadas, aunque muchos de ellos y en las últimas etapas, más que vivir vegetan”; puesto que la medicina puede alargar la vida, pero no la calidad de la misma… llegados a ciertas etapas, que ya podemos considerar como… “anti naturales”.

 

            Estoy escribiendo y oyendo la radio y unos modernos cocineros, aseveran que ya están empleando el krill (o sopa de ballena) y los que son unos minúsculos crustáceos, abundantísimo y cuya forma es la de un camarón o gamba… y en estos momentos están hablando de un “arroz con krill” que resulta riquísimo de comer.

 

            En la actualidad y si bien se explota el mar (en muchas zonas esquilmándolo) pero y debido a su enorme extensión y profundidad; los mares reservan aún sorpresas enormes para la obtención de alimentos para “la destructiva fauna humana”.

 

            En definitiva, que hoy no es problema ni la alimentación, ni el vestido, ni la habitación, ni la medicina; ni tantas cosas como sólo hace un siglo eran muy escasas… la técnica lo ha solucionado todo… “menos el alma o espíritu de ese ser humano que hoy y como siempre sigue estando más deshumanizado que otra cosa” y es por lo que ha sido convertido en una plaga planetaria; puesto que no se le ha enseñado apenas nada positivo… todo se ha traducido a inculcar… “el tener más y se ha olvidado el ser más”.

 

            El acaparamiento de inmensas riquezas en muy pocas manos, ha sido el culpable de todo este desastre; puesto que los gobiernos, han sido incapaces de socializar de verdad, los bienes comunes y permitir un reparto mucho más proporcional del que se ha logrado y en el que ha fracasado el socialismo y mucho más el comunismo; quedando sólo el capitalismo que como acaparador excesivo, crea mucha más pobreza que la que debiera, si de verdad fuese utilizado con mucha más cordura.

 

            Y no, no hablo de “igualdad”; la que no existe en nada en este mundo y menos en el hombre/mujer, que por no serlo, ni entre ellos lo son, ya que la pareja, son simple o grandiosamente (según se quiera) s e m e j a n t e s. No habiendo (por otra parte) dos seres vivos iguales, ni incluso dos hojas iguales en cualquier árbol o arbusto que se examine con el detenimiento necesario… Por tanto una de las mayores aberraciones que inventaron los políticos, es la de “igualdad”; que para el verdadero progreso del ser humano es un obstáculo, ya que su estímulo individual es el que le hace avanzar… pero para que no se desmadre, hay que arbitrarlo con leyes justas e iguales para todos.

 

            Por todo ello y muchas más cosas que se  pueden añadir; nos han llevado a esta situación de un pre colapso en que nos encontramos y al que no saben poner remedio; puesto que en su momento no hicieron las correcciones oportuna y hoy … “eses fuerzas nocivas se han desbocado y van como van las manadas en esas estampidas que hemos visto en las películas”… ¿Qué va a ocurrir antes o después si esa estampida no es controlada?

 

            Un amigo en estos días me ha hecho llegar el siguiente texto; el que merece ser leído, releído, meditado, difundido y luego… “rezar lo que sepamos”.

 

            “Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de
 quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye
 hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que
 muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por
 el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos sino, por el contrario,
 son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que
 la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un
 autosacrificio, entonces podrá afirmar, sin temor a equivocarse,  que su sociedad está condenada.”  (Ayn Rand (1950)

 

            Pero después de rezar, mire a su entorno, observe a los que dicen gobernarlo, lo que hacen, como emplean el dinero que produce el trabajo, la austeridad y el ahorro y luego… “haga lo que pueda si no quiere que la estampida termine por destruir lo que tanto esfuerzo costó reunir”.

 

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen.ciudad.org (allí más)

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario