Panamá / América en las profecías de Santa Fe

0
41
En Panamá: Omar Torrijos muere en avión el 30 de julio de 1981
En Panamá: Omar Torrijos muere en avión el 30 de julio de 1981

 

El “Informe de Santa Fe I: Una Nueva Política Interamericana para los 80”, elaborado por decisión del Consejo Interamericano de Seguridad (CIS) con sede en Washington, EE.UU., se convirtió en una guía para la política del gobierno republicano del presidente Ronald Reagan, recomendando una serie de medidas que en parte fueron ejecutadas. Entre las cuales se recomendaba la eliminación física de dirigentes políticos que obstaculizaban los objetivos estratégicos norteamericanos en América Latina. Fue evidente que el entonces presidente ecuatoriano, Jaime Roldós, y el otrora gobernante panameño, general Omar Torrijos murieron en extraños accidentes de aviación. De igual forma, el “Informe de Santa Fe II: Una Estrategia para América Latina en los 90”, recomienda al posterior gobierno republicano del presidente George H.W. Bush en una serie de medidas que en parte fueron adoptadas en América Latina, muy especialmente se ejecuta la denominada “Operación Militar Causa Justa”, es decir, la invasión militar norteamericana a Panamá acaecida el 20 de diciembre de 1989, con el objetivo de derrocar al gobierno de Panamá y la derrota militar de su ejercito en aras de establecer un nuevo gobierno en Panamá, lo cual genero muertos, destrucción y perdidas materiales para Panamá.

 

También diversas personalidades internacionales, familiares y colaboradores de Omar Torrijos coinciden que pudo ser asesinado por medio de aquel fatal accidente de avión ocurrido el 31 de julio de 1981, coincidente con las recomendaciones a la Casa Blanca citadas del Informe del Comité de Santa Fe (Nuevo México). En mayor detalle, las mismas aseveraciones han sido descritas por John Perkins, economista y ex agente de la CIA, en su libro “Confesiones de un Sicario Económico” y su reciente libro “Historia Secreta del Imperio Americano”. De tal forma se puede evidenciar un complot espía para el asesinato del gobernante panameño Omar Torrijos, y el presidente ecuatoriano Jaime Roldós, en gran medida por que obstaculizaban a los intereses geo-estratégicos de Estados Unidos en la región latinoamericana, especialmente por el apoyo que Omar Torrijos destino para el triunfo de la revolución popular sandinista de Nicaragua que derroco a la dictadura de Anastasio Somoza, además del apoyo brindado por Omar Torrijos a revolucionarios salvadoreños, guatemaltecos y colombianos, como también a dirigentes políticos de la izquierda latinoamericana asilados en Panamá durante aquellas cruentas dictaduras militares de derecha en la región.

 

De tales informes se puede entrever que el presidente Ronald Reagan aprobó la que fue denominada “Operación Halcón en Vuelo”, planificada por la Agencia Central (CIA) entonces dirigida por George H.W. Bush quien ordeno la realización de está operación secreta, para que enlaces de la CIA en Panamá se encargaran que esta operación fuera debidamente ejecutada, haciendo caer en pleno vuelo al avión de Omar Torrijos (bomba en el porta-equipaje o daño mecánico a la instrumentación del avión), como igualmente ocurrió la muerte en aviación del presidente ecuatoriano Jaime Roldos y su esposa. Empero tal información detallada sólo podrá ser analizados debidamente en caso de aprobarse unos desclasificados de los archivos de la CIA y de otras instituciones al respecto, para poder clarificar acerca de las causas de la muerte del general Omar Torrijos, con conocimiento de como ocurrió está muerte y descubrir a los autores intelectuales y materiales del probable magnicidio, como se puede entrever una determinada responsabilidad norteamericana descrita en los Informes del Comité de Santa Fe (I) y otros archivos.

 

De igual manera que los Informes del Comité de Santa Fe (II) recomienda la realización de la invasión militar a Panamá de 1989, con el declarado objetivo de democratizar a Panamá. Empero las razones fundamentales del por que ocurrió la invasión, puede ser entendida como parte de una estrategia geopolítica – económica internacional de reconfiguración y consolidación del dominio Norteamericano sobre América Latina en la pos – guerra fría y en la globalización mundial, como analiza Giancarlo Soler Torrijos en su libro “La Invasión de Panamá: Estrategia Geopolítica de Estados Unidos en el Nuevo Orden Mundial” y su reciente libro “Panamá a la Sombra de los Estados Unidos”. Evidentemente el gobierno de EE.UU. tiene la responsabilidad principal sobre los muertos o desaparecidos por la invasión militar norteamericana del 20 de diciembre de 1989, por lo cual es justo deber realizar una investigación imparcial para determinar la cifra de muertos, desaparecidos, fosas comunes y perdidas, producto de la invasión militar norteamericana a Panamá, para saber con exactitud cuantos panameños murieron y desaparecieron en los bombardeos aéreos y operaciones militares norteamericanas de diciembre de 1989, como medio para presentar a la luz del derecho internacional una respectiva demanda internacional contra EE.UU. para la indemnización por daños a los sobrevivientes y victimas de esa acción de guerra norteamericana contra Panamá.

http://www.ecured.cu/index.php/Omar_Torrijos

http://es.wikipedia.org/wiki/Omar_Torrijos_Herrera

http://www.ecured.cu/index.php/Muerte_de_Omar_Torrijos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here