Calderos al fuego

1
138

Joder, la que está cayendo; cómo está el patio; vivir para ver. Estas frases las estoy oyendo a diario y no es para menos. Calderos en el fuego cociéndose en todo el mundo. Pero no es comida lo que se cuece, no. Empezando por Somalia a la que están llegando víveres a cuenta gotas. Me cuestiono qué es lo que hago yo aquí, en casa. Cómodo, con la nevera llena y con euros en el bolsillo para salir a comer a un bar. Me parece insuficiente la ayuda monetaria que aporto. Si, ya, es un granito de arena pero creo es  poco, muy poco. Me dan ganas de salir de esta comodidad y aportar algo más. Se me está pasando por la cabeza pero por otro lado, están mis hijos que, de alguna u otra forma, también me dicen “Todavía no….”

Sin embargo, también me dan coraje, y por eso lo denuncio y cuestiono, aquellos que pudiendo dar, entregar, y dedicarse más a solucionar no sólo este problema sino otros gravísimos ya que tienen muchísimos recursos para ello (influencias y dinero) están mirando a otro lado de manera descarada y consciente. Con una sangre fría alucinante, en la cocina de la JMJ, que tiene como “chef” a Rouco y como camareros principales a Cañizares y Braulio se cuece en alto grado: indiferencia, frialdad, folklore (60 niños disfrazados de guardias suizos. Esperpéntico); falta de respeto a otras creencias y al laicismo en general puesto que muchos actos se hacen en entornos públicos y no nos vendan motos atadas con alambres que esto no es lo mismo que otra visita de cualquier político; es, digo, contraria en todos los sentidos, tal y como se ha parido esta visita del Sr. Ratzinger, al Evangelio de Jesús de Nazaret, del que dicen tenerlo como santo y seña. ¡Qué cinismo¡ Como creyente y antiguo empleado de la ICAR, me da vergüenza este tipo de actos avalado por grandes multinacionales y por un gobierno indolente, dícese laico. Poderoso caballero es Don Dinero, decía Quevedo, puesto que “Es galán, y es como un oro, Tiene quebrado el color, Persona de gran valor, Tan Cristiano como Moro. Pues que da y quita el decoro Y quebranta cualquier fuero”. Preparémonos para escuchar en sus discursos más de lo mismo: no a los preservativos, no al laicismo, no al 15M cuyos integrantes “son jóvenes que no conocen a Dios” (cita rouquiana) como si él  hubiera tomado un café en la tarde anterior en el mismo centro de Madrid con la divinidad; no al aborto, no a la reproducción asistida, al divorcio, no a los matrimonios gay o la muerte digna. Erre que erre. Zumba que te zumba. Qué cansino, el hombre. Ay, ¡qué faltita hace que abran esas ventanas para que entre otro aire¡ Pero, al tiempo, que todo llega…. Para eso está San Martín.

Otro calderito al fuego y este se cuece en las cocinas de los dos equipos rivales de siempre: PP y PSOE o viceversa. Tanto monta, monta tanto. Elecciones a la vista. Toda España las espera porque en la mente de casi todos cree que ellas serán las salvadoras de la patria, gane quien gane y si gana quién se dice por ahí, “Volverán las oscuras golondrinas en tu balcón sus nidos a colgar, y, otra vez, con el ala a sus cristales jugando llamarán; pero aquéllas que el vuelo refrenaban  tu hermosura y mi dicha al contemplar, aquéllas que aprendieron nuestros nombres…ésas… ¡no volverán!” recordando a Bécquer.
En fin, calderos al fuego en las cocinas del pueblo, de la gente de a pie, que quieren apagar a toda costa estos gobernantes, de aquí y de allá, obligando a sus súbditos a dar  leña a destajo como en tiempos no muy lejanos, aprovechando su poder para eliminar todo aquello que les resulta molesto a sus intereses: manifestaciones y/o redes sociales, etc, dándose, alternativamente y por otra parte, mucha prisa los nuevos propietarios en las sedes municipales para subirse los sueldos. Veremos qué pasa. Algunas y algunos no vamos a descansar. Seguiremos cocinando la palabra para que llegue en su punto, donde sea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here