Sociopolítica

Fabra asume el programa de Camps

Desde altas instancias del PP valenciano y al igual que ya lo hiciera el nuevo presidente de la Generalitat Albert Fabra, se insiste en que el nuevo presidente asumirá el programa de Camps y que solo marcará distancias en las formas. Si esto va a ser así la verdad es que es para preocuparnos, no en lo que respecta a diferenciar las formas si esto conduce a hacer un Consell más abierto al diálogo con la oposición y a proporcionar a esta todos los documentos e información que solicite, en definitiva que haya transparencia, eso que se ha dado en llamar “luz y taquígrafos”, lo preocupante para mí es que se insista en la política de Camps en lo que respecta a potenciar en Sanidad y Educación al sector privado, hasta tal punto de cederle suelo público para que la iniciativa privada construya y gestione colegios, institutos y universidades en lo que concierne a la parcela de la educación, lo que supondrá un negocio redondo para algunos ya que además de cederles el suelo de forma gratuita establecerá conciertos con lo cual el negocio está asegurado al disponer de unos ingresos seguros. Lo mismo se va a dar en lo que atañe a construcción de centros de salud y hospitales, ya lo hemos podido comprobar en los hospitales de  Manises y del Baix Vinalopó en Elche.

Para justificar tal derroche de favoritismo argumentan que la Generalitat no va a crear empleo sino que será el sector privado quien lo cree. Esto no es demasiado ilusionante pues ya sabemos qué clase de empleo crea la iniciativa privada, empleos en precario todos ellos, temporales, por tareas, por días, por horas y de toda tipo menos contratos indefinidos donde el trabajador pueda hacer planes sobre su futuro y el de su familia. Acaba su argumentación sobre el empleo asegurando, desde el Consell, que quieren “dar en la diana de la recuperación económica” al estimular a las empresas para generar empleo, sin establecer ningún tipo de condiciones en lo que respecta a la duración de los contratos de trabajo, e impulsar la economía, aunque queda muy claro que con este tipo de condicionamientos van a ser los de siempre los que vean mejorada su economía, en lo que afecta a los trabajadores van a seguir igual o sea, con contratos intermitentes y viviendo laboral y económicamente en la más absoluta precariedad. Este es el compromiso que se comprometió Francisco Camps a mantener y que su sucesor, Albert Fabra, ha hecho suyo. O lo que es igual: Más de lo mismo. No hemos mejorado los valencianos. En el Consell siguen con los mismos trajes, solo han cambiado las perchas.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario