Sociopolítica

Dos garrafales errores de Rubalcaba

En el mismo mes, dos meteduras de pata de ese calibre, son demasiado para el candidato del PSOE, Pérez Rubalcaba, considerado como uno de los políticos más inteligentes de este país y con notable diferencia sobre sus colegas de partido.

Ambos patinazos, impropios de su nivel, han demostrado que “no es tan fiero el león como lo pintan”.

El primero de ellos, consistente en proponer la desaparición de las diputaciones provinciales, e incluirlo en su programa electoral para las elecciones generales del 20-N, provocó un enorme rechazo en el seno de su formación política, capitaneado por el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñan, al que se unió, en compañía de otros, el PNV, cuyo portavoz en el Congreso, Josu Erkoreka, calificó la citada propuesta de “ocurrencia”.  A varios dirigentes del PSOE, estas inoportunas iniciativas “por libre” del exvicepresidente no le han caído nada bien, considerando que debe consultar previamente.

Para los socialistas andaluces, la supresión de las diputaciones provinciales supondría un desastre. Dichos organismos han supuesto en múltiples ocasiones un refugio económico para muchos alcaldes y concejales no reelegidos, parientes, amiguetes, compromisos, etc.  Si la idea de Rubalcaba prosperase, miles de parásitos sin oficio, preparación, formación y conocimientos, perderían su empleo.

El segundo fallo rubalcabesco consistió en tener que reconocer que, el aún presidente por accidente, Zapatero, “le convenció anoche” (parece el título de un bolero), al decirle que había acordado con Mariano Rajoy el reformar la Constitución y poner límites al deficit.  Conviene recordar que tal iniciativa ya fue promovida por el citado Rajoy en junio de 2010 y duramente criticada y ridiculizada por Rubalcaba, que ahora, ridículamente, ha tenido que hocicar y aceptar.

El anuncio de la mencionada modificación de la Constitución, incluyendo topes al deficit, al igual que en el caso anterior, está generando grandes problemas internos en el partido. Ante la gravedad del tema, se ha marginado a Alonso como portavoz, siendo sustituido por el propio Rubalcaba en las negociaciones con el resto de grupos parlamentarios. La estrategia pretende eliminar las discrepancias y que al candidato consiga una salida medianamente digna de este entuerto en el que quedó en evidencia.

En definitiva, ambos incidentes, han supuesto un serio desgaste para el PSOE donde ya comienzan a aparecer demasiadas desavenencias que en nada favorecen al clima de la agrupación socialista.

Los populares saben que Zapatero ha recibido una misiva del BCE, similar a la que le fue enviada a su colega italiano Berlusconi, en la que se les pedía “reformas” urgentes a cambio de la compra de bonos. Ahora bien, verse obligado a reformar la Carta Magna por presiones de la UE, a tres meses de las elecciones, es demasiado fuerte para el partido del Gobierno.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario