Sociopolítica

El chofer del Presidente

Recientemente, a lo largo de una tertulia política y telefónicamente, el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, efectuaba una denuncia acusando a los miembros del anterior equipo de gobierno socialista de la Diputación provincial de Granada,  al percibir sobresueldos a través de un uso indebido de dietas pagadas con fondos públicos, por acudir a procesiones, cenas, actos benéficos, etc. y otras irregularidades para incrementar indebidamente sus emolumentos.  Tal noticia apareció al día siguiente en la prensa, siendo contestada y desmentida por el secretario de Organización del PSOE, animando a los populares a presentar la correspondiente denuncia ante los tribunales, desconociéndose hasta el momento si se ha materializado o no.

   Dos días más tarde, los medios recogían otra denuncia pero en este caso efectuada por el PSOE. Concretamente se acusaba al PP de la contratación de un chofer para el presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, con un  sueldo de 54.000 euros brutos anuales. Por parte del PP han admitido el citado sueldo pero alegando que no se trata solo de un conductor sino “que actúa de asesor del presidente en sus visitas a los municipios de la provincia”. Lo que no aclaran es que consiste el docto asesoramiento para hacerle merecedor de tan elevado salario. Obviamente se demuestra que a la hora de inventar y justificar somos únicos.

   A raíz de descubrirse la existencia y percepciones del ilustrado chofer, nuevamente ha saltado a la palestra la asquerosa polémica de los “asesores y cargos de confianza”. En su defensa, los populares manifiestan que en la etapa socialista, la  Diputación gastaba 3,5 millones de euros en la contratación de estos privilegiados y el PP ha reducido la cantidad a 2,5 millones, de lo cual, estúpidamente, se sienten muy orgullosos. ¿Es que no existen en la Diputación malagueña funcionarios y técnicos lo suficientemente preparados para ocupar el puesto de estos sabios?

   El portavoz del PP, para terminar de estropearlo todo un poco más, indica que en ocasiones, al provenir el nuevo contratado de la empresa privada o de otras administraciones “hay que respetarles el sueldo”. La justificación no puede ser más peregrina. Si el citado asesor (conductor) procede del Ayuntamiento, se supone que cuenta con la preparación suficiente para ejercer de tal, siendo lo suyo el incorporarlo a un puesto adecuado a sus características en la Diputación, donde perfectamente podría justificar su remuneración. Puesto adecuado para persona adecuada; todo lo demás es despilfarrar dinero de los contribuyentes Sr. Salado.

   El que los responsables anteriores de la Diputación se permitieran ciertas licencias y dispendios inadecuados, no justifica bajo ningún concepto que el actual presidente caiga en los mismos despropósitos. Fuera coches oficiales Sr. Bendodo. La EMT dispone de unos autobuses maravillosos, dotados con un envidiable aire acondicionado. Utilícelos de vez en cuando y verá como no le pasa nada. De paso podrá enterarse directamente como piensan los ciudadanos. Entre otras cosas porqué no debe celebrarse la Feria de Málaga en septiembre como proponía cierto colega suyo del Ayuntamiento.

   Da pena que Vds.  se sientan orgullosos por haber reducido “drásticamente” los cargos de confianza en una veintena, cuando siguen manteniendo 57. Esta no es la austeridad  que predican su presidente Mariano Rajoy y la secretaria general María Dolores de Cospedal.

Conviene recordar que todavía quedan seis meses para las elecciones autonómicas andaluzas.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario