Sociopolítica

El símbolo

Hace unos días D. Manuel Fraga anunciaba su retirada de la política activa. El Ministro más activo del Régimen Franquista y fundador de AP, llamada en la actualidad PP, después de 60 años de actividad política se retira.

Muchas veces he pensado que  se imponía ir al Parlamento en silla de ruedas para recordarle a la bancada de su Partido de dónde vienen y quiénes son.

Lo que más me impresiona es que este señor, Presidente Vitalicio de un Partido que se dice democrático, con el solo objetivo de unir lo que la derecha llama las dos Españas, nunca haya pedido perdón a los españoles por las muchas equivocaciones del Régimen, y que su Partido haya sabido actuar para que en la Memoria Histórica no salgan a la luz  las miles de fosas comunes cargadas de muertos fusilados, a los que sus familiares no pueden dar una sepultura decente.

El símbolo de quienes se creían pequeños burgueses, simplemente por ser funcionarios del Régimen (a quienes teníamos que darles 5 duros de regalo, para pagar la chacha, por una partida de nacimiento para hacer un pasaporte, …), militares o policías, se marcha a su casa con la sensación del trabajo bien realizado.

Su Partido, según las encuestas, posiblemente vuelva a recuperar el poder, un poder en el que por mucho que intenten darle propaganda de orden y buen gobierno, no es oro todo lo que reluce.

En tiempos del Régimen también hubo pisos en multipropiedad vendidos más veces que días tiene el año, solo que dependiendo del nombre de los promotores, el escándalo duraba un día, un mes o un año, antes de ser tapado por un tupido velo. Era la España donde nunca pasaba nada, del “to er mundo es güeno” y del milagro español, salido de los más de 6 millones de españoles trabajando por América y Europa, para enviar las divisas a España, mantener a su familia y hacerse una casita, dando trabajo a quienes se quedaban en nuestro país.

Los nostálgicos del Régimen, los pequeños burgueses, la buena gente que iba a misa para pedir perdón por sus pecados y fuerzas para volverlos a cometer y abofeteaban a la chacha por alzarle la voz, se quedan sin su símbolo. La transición fue algo grande tan grande que permitió que no se hable de nuestra triste historia.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario