Sociopolítica

La Justicia y… su parafernalia anual

¿Para qué hacer propaganda de algo que no funciona?

De nuevo y un año más; se monta el que dicen es “un acto solemne”; y aparecen los más altos jueces, magistrados, fiscales y demás “altos sueldos que les pagamos el contribuyente español”… los que vestidos con los mejores uniformes profesionales, amén de enormes collares y grandes puñetas; con los que dicen presentar el estado de la justicia en España, que un año más… “se presenta en peor estado que el anterior” y pese al gran aumento de juzgados, que en España… posiblemente sea “la industria” que más empleo a creado, en la “progresista moderna época que nos ha llevado a la ruina actual”.

 

El Rey no fue… pensaría que para qué ir… se escudó en su enfermedad y “que cada palo aguante su vela”. Él se escudó en “su talón de Aquiles”… “El talón de Aquiles de la Justicia… ni se sabe donde se encuentra… es ya tan enorme la maraña”; que de seguir así, puede que lleguemos a tener un juzgado en cada esquina de cada calle… Y aún así, el retorcimiento de las leyes permitirá que como a “los celebres estafadores conocidos como los Albertos; tras pasar hasta por una condena de cárcel confirmada nada menos que por el Tribunal Supremo… terminen más limpios que un bebé recién nacido y el que siendo lavado escrupulosamente, es entregado a la madre por la pulcra partera”. El proceso completo lo tienen en la red y ya verán… “es de risa”.

 

De ahí aquella “sentencia del gitano”… “pleitos tengas y los ganes”; puesto que a aquel pobre gitano, la justicia que pedía y que le fue concedida… le costó muchísimo más que valía lo reclamado… o sea, que no pleiteando hubiera ganado dinero. Lo que sigue estando vigente y de ahí que a pesar de lo que dan los datos… “vete a saber la cantidad de hechos que no se denuncian, puesto que… para qué”.

 

Sé de un pleito sobre agua potable expropiada por el municipio y el que empezado en 1979 aún anda durmiendo en “alguna celdilla” de un tribunal autonómico…  el perjudicado (que ha envejecido bastante) ya vive con la convicción de que se morirá sin recibir la compensación, que para cualquiera y sin conocimiento de leyes, está clara… “se apropiaron de un agua que desde entonces venden y ya la están cobrando al precio que quieren”… ¡¡Coño que la paguen!!

 

Sobre la justicia en España, todas las encuestas le dan un valor deplorable; y en algunos periódicos se escriben cosas así:

 

“El IV Barómetro del Consejo General de la Abogacía, presentado el pasado día 13, no deja lugar a dudas: los Tribunales de Justicia siguen perdiendo valoración ciudadana (4,4 puntos sobre diez). El 50% de los consultados en el estudio del CGA considera que la administración de la justicia funciona mal o muy mal en España; ocho de cada diez ciudadanos estima que el Consejo General del Poder Judicial –máximo órgano de gobierno de los jueces— requiere de una “reforma urgente y profunda” y siete de cada diez, además, cree que los nombramientos de sus consejeros están en función de razones políticas y no técnicas. Un barómetro del CIS de julio de 2010 situaba en el 71% el porcentaje de ciudadanos que opinaba que la justicia funciona “poco o nada satisfactoriamente”. Estos y otros datos no fueron valorados en la deslucida apertura del año judicial celebrada el pasado jueves, acto sobre el que sobrevolaba, no sólo la inédita aunque justificada ausencia del Rey, sino también la abdicación del Consejo General del Poder Judicial en su función de defender la independencia de los órganos jurisdiccionales –paralizado en nombramientos pendientes por causas ideológicas- y el desparpajo partidista con el que la Fiscalía general del Estado es conducida por Cándido Conde Pumpido. (José Antonio Zarzalejos.-  17/09/2011 (EL CONFIDENCIAL).

 

El trabajo periodístico es mucho más extenso, por lo que el interesado puede leerlo, ya que está en la red. En el mismo abunda en muchas más cosas.

 

A la vista de ello, creo que lo mejor sería suprimir esas parafernalias que a nada conducen, salvo a comprobar año tras año… “que la justicia se va quedando en cueros”… y ese tiempo que se pierde en esos actos, que deben de llevar muchísimas horas de preparaciones para los discursos oportunos… mejor que lo empleen los que dicen ser responsables, de que la justicia funcione en solucionar pleitos… aunque tengan que reducir o cambiar las leyes, puesto que con las que hay… a la vista están los resultados y para lo que sirven.

 

Y de nuevo hay que recordar al Maestro de Maestros… “si cuando vayáis por el mundo, entráis en una república, donde son muy abundantes los jueces, abogados y médicos… salir pronto de allí e iros a otra parte… allí todo va mal”… Lo dijo Pitágoras y si bien lo dijo de otra forma (cito de memoria) pero el sentido no cambia aquella lección de aquel Maestro, que simplemente enseñaba en su escuela… “al hombre a ser hombre y a la mujer, a ser mujer”… nada más y nada menos; pero es claro, a los Maestros que dio la historia del hombre, sólo se les recuerdan para eso… para recordarlos; nunca para imponer sus enseñanzas… “las cosas claras sólo les interesan a muy pocos y por tanto no convienen a la mayoría”. Y es claro que así nos va.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario