Sociopolítica

El político quiere gobernarlo todo

Ya estaríamos más que satisfechos si el político (la política) se preocupara sólo de lo público, lo que afecta al orden y bienestar de la población en general y dejara para la iniciativa privada, lo que es propio de ella; en especial la creación de empresas y que ellas se rijan por leyes apropiadas y para todos sin excepciones; pero no es así y la ruina que padecemos es por ello mismo, los políticos se han convertido en empresarios, pero empresarios con ventaja, patrocinando negocios “propios, asociados, o de nepotes”.

Nací y vivo en un municipio de Andalucía, capital de provincia (Jaén) con una población de 117.000 h.; la misma ha sido “mangoneada”, por los principales partidos nacionales y ellos la han endeudado en poco tiempo, en una cantidad “astronómica”; tan es así, que las últimas nóminas mensuales a pagar al personal, han tenido que hacer “malabarismos” (endeudándose más) para poder pagar al ya “pequeño ejército” de empleados, puesto que debido al “nepotismo”; en no muchos años, han triplicado la plantilla de beneficiarios de nuestros impuestos; sin que por ello la ciudad haya mejorado en sus servicios municipales; muchos de ellos deplorables… “fue catalogada como la más sucia capital de las de toda España”; y ello ya da una idea del resto.

Aún así, siguen manteniendo unas emisoras de radio y televisión y un nutrido grupo de “empresas, escuelas, talleres, etc.”; que nos cuestan una barbaridad y no hacen ni intención de sanear todo ello; que debe o que desaparecer, o ser pasado a la iniciativa privada y que ella “cargue con los muertos y los resucite si es que sabe o puede”; puesto que nosotros (los contribuyentes) estamos ya hartos de sufrir subidas de impuestos y de tal forma, que lo que pagamos por nuestras edificaciones (viviendas, locales, naves industriales y otros) se han catalogado, como las de más alta contribución de las de toda España. También han aceptado la construcción de un tranvía, que no es viable su puesta en marcha por la ruina que supone ello… “y aún están dándole vueltas”; vueltas que no entenderé, salvo que se lo quede la iniciativa privada, aunque sea “regalándoselo”. Pero nunca mantenido con nuestro dinero; ya nos conformamos con el servicio de autobuses, que si nó bueno del todo, no funciona mal… puesto que lo atiende una empresa privada.

Así las cosas; recientemente ha entrado un nuevo alcalde y ayudantes; y el que para consolarnos, promete no subir los impuestos y lo dice “tan pancho” y sin que se le mueva una pestaña; cuando lo lógico hubiera sido el “hacer limpieza” y rebajarnos los ya abusivos impuestos, tasas y servicios que dice prestarnos y que nos cobra de forma similar al impuesto sobre las obras y viviendas ya referidas.

Reitero que el ayuntamiento (y como tantos otros en España) está en quiebra, puesto que de ejecutarse la deuda que tiene, el resultado sería una quiebra y tendrían que vender… “hasta el ayuntamiento”, para quizá ni llegar al monto de lo que deben.

Pues bien, según se ha publicado, están haciendo “algunos recortes”, pero me temo que son sólo una especie de “mal pelado o afeitado”, para decirnos que están haciendo, pero que en realidad no están haciendo gran cosa, por cuanto o no saben, o peor aún no se atreven a “cortar por lo sano y como la cirugía hace en cuerpo enfermo”.

Pero es que nuestro primer edil o alcalde actual; se manifiesta con gran rimbombancia, y dice que piensa construir una residencia estudiantil para universitarios y para los que pretende, que paguen sólo cien euros mensuales. Posteriormente la concejal de la vivienda (tenemos hasta un concejal dedicado a la vivienda) suelta el día que esto escribo y lo publica la prensa local1 que… “pondrá en marcha la construcción de un mínimo de cien viviendas en régimen de alquiler con un precio de cien euros mensuales”.

Estos inútiles políticos no piensan nada más que en su lucimiento y cueste lo que cueste, pues ellos no pagan nada; al contrario, cobran sueldos inmerecidos por lo altos y los que se colocan ellos mismos, puesto que para ello, “se consideran dueños de la caja municipal y por tanto pública”.

Y no piensan por cuanto; si no tienen ni para pagar las nóminas, ¿cómo se meten en obras que van a terminar como todos los negocios que han emprendido? O sea cubriendo las pérdidas con el dinero que nos sacan al ya exprimido e indefenso contribuyente.

Por otra parte, a los habitantes de Jaén… ¿Qué nos importan los beneficios a aportar a los forasteros que vienen aquí a residir, estudien o no en la universidad? Aquí hay cientos o miles de familias, que con las dificultades consiguientes y en mayoría, compraron viviendas y las tienen destinadas para alquilar a esos estudiantes y otros forasteros; viviendas que pagan sus muy altos impuestos a ese ayuntamiento, que inmisericordemente ahora les quiere hacer la competencia.

En definitiva, que gran parte de la ruina que hoy tenemos, es por que inútiles políticos que se ponen a gobernar, “no sabiendo ni gobernar un puesto de pipas y caramelos”; es debida a estos desastres y otros muchos… por ello, insisto; el Estado no debe hacer de empresario en casi nada, sencillamente; sus empresas nos cuestan un dinero enorme y absurdo; a ver si se enteran y obran con un mínimo de inteligencia.

Y ese mínimo de inteligencia es realizar lo que el viejo dicho sentencia… “Zapatero a tus zapatos”; o sea atender lo mejor posible los servicios públicos y que nos afectan a todos los habitantes (no digo ciudadanos puesto que no hemos pasado de súbditos) y ateniéndose a los ingresos que pagamos el contribuyente… y nada más. LOS DÉFICITS HAY QUE ELIMINARLOS Y ATENERSE A LO QUE HAY DISPONIBLE: o sea, lo que hacemos los demás, que no queremos ir a la quiebra y que nos embarguen hasta… “el apellido”.


1 Diario Viva Jaén 10-10-2011; página 10

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario