Sociopolítica

Prólogo al libro “Política exterior del gobierno lopizta – caso Nueva Burdeos.”

Enfoques cooperativos; Hoy: Prólogo al libro “Política exterior del gobierno lopizta – caso Nueva Burdeos.”


Por José Yorg, el cooperarioHe sido la persona en la que el Doctor en Ciencias de la Educación Ricardo Martín Almada ha confiado para prologar su libro “Política exterior del gobierno lopizta – caso Nueva Burdeos”, el cual es fruto de una investigación histórica realizada durante muchos años sobre la época de los López.

Con expresa y complaciente autorización del Dr. Almada comparto con ustedes mi modesto trabajo inserto en el libro que será publicado por el FONDEC, Fondo Nacional de la Cultural y las Artes, dependiente del Ministerio de Educación y Culto y el lanzamiento lo organiza el Centro Cultural de la República El Cabildo a cargo de la Prof. Margarita Morselli y será el 30 de noviembre en el marco de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia paraguaya:

Prologar este libro constituye un alto honor que nos concede el autor y cuyas razones para ello, en intimidad confesamos, no lograr entenderlo.

Basado en una prolongada y accidentada investigación los escritos del Doctor en Ciencias de la Educación, Don Ricardo Martín Almada, cuyos meritos académicos son realmente sobresalientes al igual que su actividad investigativa, y social-política en bien común, a las que otorga formidables esfuerzos y dedicación incansables, con una perseverancia envidiables, fruto de todo ello es este libro.

Nace a la luz, entonces, hechos y circunstancias históricas, merced a una concienzuda indagación, sostenidos por documentos de probada autenticidad y la pluma que lo refleja en argumentos que emergen con una clara intencionalidad: demoler falsas historietas.

La obra cuenta con cuatro capítulos, una introducción y una parte dedicada a la conclusión y la bibliografía en las que se apoyó el autor.

Posee la temática abordada una actualidad permanente, reviste un interés de inexcusable lectura histórica, académica, cultural y formativa, pese a que levantará controversias, y por qué no ataques, toda vez que, manifiestamente, el autor persigue un claro propósito y que subrayamos aduciendo al respecto porque despierta a los vilipendiados que deben ser reivindicados honrosamente y el marco que da el bicentenario de la Independencia paraguaya seguramente es el mejor.

Se empieza narrando a partir de un primer capítulo con la denominación de: “Inglaterra, Francia, Estados Unidos y la lucha por el expansionismo económico y político en el siglo XIX”, en cuyas líneas argumentativas nos ubica en que “España desde el siglo XV, tenía la supremacía en lo que hoy se denomina América Latina y uno de sus objetivos era impedir que otras potencias (Inglaterra y Francia) realizaran actividades comerciales competitivas con sus colonias”. Nos marca con absoluta precisión el contexto internacional en esa hora histórica como base material a la tumultuosa serie de acontecimientos pasados facilitando así una correcta ilación y consecuente comprensión.

Nos introduce la obra en los profundos laberintos de las complejas relaciones internacionales a través de personajes de la talla de San Martín, Simón Bolívar, y es que, el tejido de los acontecimientos no es lineal, y los protagonistas no son santos ni inmaculados, por el contrario son hombres que comprendieron a cabalidad el juego de la política en el proceso de alcanzar la anhelada independencia, sabiendo, en consecuencia, las acechanzas y peligros a que se exponían sin más.

Inglaterra, Francia, Estados Unidos a través de sus referentes en aquellos días hacían sus juegos políticos que constituyeron verdaderos entramados que, no sería disparatado pensar que alguna vez se habrán desatinado en esas autenticas marañas de espionaje, contraespionaje, alianzas y contra-alianzas, tratados secretos y cuanta argucia sirviera a sus obscuros intereses.

El Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia, Don Carlos Antonio López y el Mariscal Francisco Solano López conocieron estos entramados plagados de intrigas y lo sortearon con verdadera maestría.

El problema de alcanzar el reconocimiento de la independencia de las nacientes naciones alcanzó niveles de alta complejidad y puso en tensión músculos y mentes como auténticos malabaristas de la política exterior.

En el segundo capítulo titulado “Análisis de las causas de la emigración europea en el siglo XIX”, abrevamos sobre esta temática, y al decir del autor “son varias las razones que motivaron a los europeos a emigrar, tanto por razones políticas como económicas y sociales”.

Análisis de por medio utilizado por el autor, concluimos amigablemente con él que “ante estos hechos, el gobierno francés no obstaculizó la emigración porque significaba deshacerse de la mayor parte de los desocupados, quienes constituían un peligro social constante”, lo que nos coloca claramente ante una cuestión de varias aristas.

“La emigración es tan variada en sus efectos como en sus causas, pero acaso siempre el resultado ha sido la colonización (utilizado en el sentido actual del término”), Cómo no suscribir esta expresión que retrata de cuerpo entero el asunto de la emigración hacia América Latina.

Hunde muy profundamente el Doctor Ricardo Martín Almada sus manos en la tragedia de la mudanza colonial y de tal manera evidencia los intereses que giran en torno a este fenómeno social que reconoce raíces políticas, ideológicas, económicas y conspirativas expansionistas.

Descubrimos a un Francisco Solano López enviado a Europa en misión diplomática y comercial, indicador indubitable de una política exterior moderna y dinámica, abierta y flexible, basado en una férrea visión autónoma.

Nueva Burdeos encerró en su fundación razones amplias y profundas, “la instalación de la colonia en Villa Occidental, formaba parte de una estrategia político – militar del gobierno paraguayo”, que conllevaba otras fundamentales tareas de modernización organizativa de la agricultura, preparando una sólida base económica nacional, enfrentando en ese proceso innumerables controversias e incidentes.

“Problemas y disolución de la colonia Nueva Burdeos”, se denomina el tercer capítulo que enfoca el análisis en los innumerables incidentes protagonizados por los colonos franceses y personajes de dudosa representación política o intereses, en realidad, difíciles de definir sus verdaderos roles en el entramado de relaciones que se tejieron en tales circunstancias, lo cierto y concreto es que se disuelve la Colonia y allí el interés aumenta, si cabe decirlo, la lectura de esta indagación histórica en virtud a que desentraña las profundas causas de aquello que desborda ampliamente los estrechos muros de la frontera paraguaya y adquiere dimensión Latinoamericana en su despertar del adormilamiento que produjo las narrativas distorsionadas e interesadas de los eventos históricos desencadenados por los poderes externos.

Se trata en el último capítulo la “Expedición naval francesa contra el Paraguay”, y en ella se plantea cuestiones de absoluta relevancia histórica en cuanto revela cuan pérfidamente actuaron los intereses imperialistas franceses y británicos, quienes se anduvieron sin embargo, con cautela y cierto temor, al decir del gobierno francés “que el gobierno paraguayo no dejaría de prepararse para resistir al verse amenazado.”

Sella el libro con nitidez las imbricadas políticas en pugna y desatadas por Francia e Inglaterra con lo siguiente:” lo que molestaba a los ingleses era que el Paraguay “obraba como un Estado Soberano, se permitía el lujo de proteger su industria artesanal y llegaba, en su osadía, hasta poseer fundiciones de acero. No se le permitiría por mucho tiempo, ser la excepción entre los países sometidos de Latinoamérica”.

La obra que prologamos, y en razón a nuestros modestos señalamientos, creemos que trascienden los límites de un acontecimiento histórico denominado “Política exterior del gobierno lopizta – caso Nueva Burdeos”, y alcanza estatura continental Latinoamericana porque plantea los problemas que tienen particular importancia en la explicación del sometimiento subyacente al dominio de corporaciones norteamericanas, de allí su extraordinario aporte al conocimiento de ella como antídoto contra las arremetidas neocolonialistas actuales.

Con la más profunda convicción fortalecida después de la lectura de esta obra para prologarla y realizar entonces una reflexión final sobre la misma adherirnos con entusiasmo a lo consignado en la parte introductoria: “Comprendemos, perfectamente, que molestamos con nuestra actitud a los que tiemblan ante estas revelaciones del pasado; pero nuestras convicciones son demasiado poderosas y arraigadas para que podamos detenernos ya en nuestro camino.”(Juan E. O´Leary)

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

Formosa, República Argentina, Octubre del 2011

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario