El milagro de la crisis

0
117

Resulta curioso, no sorprendente, el contemplar como a medida que se va aproximando la fecha electoral y Rajoy y sus adláteres se ven más cerca de poder acceder al gobierno de España, como ya no se prodigan tanto en aquello de que “vamos a acabar con la crisis” y “esto tiene solución” como si pudieran acabar con la crisis  de la noche a la mañana. Ahora se muestran más cautos, Rajoy está ralentizando la cosa y ahora nos dice que esto no se arregla de la noche a la mañana ni dentro de dos meses, algo que todos sabemos, porque aunque no somos tan “inteligentes” como él y sus corifeos, somos conscientes, porque así se viene repitiendo a diario, que la recesión puede volver, en realidad no se ha llegado a marchar y cuando esto se dice no se habla a nivel local sino mundial.

Ya están anunciando, algo que a todos nos extrañaba que no se hubiera hecho ya, que si el actual Gobierno deja algún agujero negro la cosa va a ser más complicada a la hora de remontar la crisis. Esto de anunciar y denunciar agujeros es una forma de curarse en salud y de intentar ocultar su incompetencia y su incapacidad  para aplicar soluciones. Lo están haciendo en aquellas comunidades autónomas en las que ganaron el 22M, principalmente en Castilla-La Mancha y en los grandes ayuntamientos, que según ellos son unos verdaderos quesos de gruyere en lo que a agujeros se refiere. Van a magnificar el déficit y van a criticar hasta el infinito al Gobierno saliente. Su gestión de Gobierno se va a limitar a criticar que es lo que suelen hacer aquellos mediocres y en eso en el PP se llevan la palma, para difuminar su fiasco y el incumplimiento de sus promesas no llevadas a efecto por su falta de conocimientos en lo que respecta a arbitrar soluciones. O sea a esperar que la cosa se solucione por sí misma, por aquello de que no hay mal que cien años dure. Ellos, como Aznar, solo entienden de ladrillos y cemento y las consecuencias de esto ya las llevamos pagando los españoles desde hace más de tres años.

Pero no todo van a ser males los que nos depara esta crisis, también hay milagros. Esos milagros consisten en que debido a los grandes daños que esta crisis está ocasionando, los perdedores natos como Rajoy y Arenas, tienen posibilidad de ganar las elecciones en España el primero y en Andalucía el segundo. En el caso de Arenas, el milagro es más fuerte que los de Fátima y Lourdes juntos. Este sujeto es un perdedor “empedernido”, adicto y “enganchado” a perder siempre, ostenta el record de ser el político que más elecciones ha perdido en España y puede que en todo el mundo mundial. Es posible que si Arenas gana en Andalucía, levante un santuario donde se pueda peregrinar para que la derecha pueda visitarlo a fin de honrar y venerar a la crisis. Es muy posible  que en el futuro a los nombres de los niños visionarios de Lourdes y Fátima, de Bernadette, de Lucía, de Francisco y de Jacinta María, se añada el de Javier Arenas, el muchacho que un 20 de noviembre de 2011 tuvo la visión de habérsele aparecido  la crisis en forma de urnas llenas de papeletas de voto y que la mayor parte de ellas eran del Partido Popular y su nombre y apellidos, Javier Arenas Bocanegra, encabezaba todas esas papeletas. Fue una visión que anunciaba que era la hora de los perdedores de siempre que por mor de las circunstancias se van a convertir, Rajoy y Arenas, en los hijos de la crisis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here