Economía

Mariano Rajoy: Hacer de la vaguedad virtud

El resumen del resumen del programa resumido en un resumen de propuestas resumidas es lo único que tenemos para llevarnos a la boca en lo que al programa del Partido Popular se refiere, prometido, como corresponde en campaña electoral, para mañana, siempre mañana, aunque poco podremos esperar más que vaguedades por doquier, de las que contentan a unos y no hieren a otros, lo que se viene a llamar, entre tú y yo, un programa de centro, ni chicha ni limoná, unas vaguedades que cualquier alumno aventajado de nuestro mediocre sistema educativo podría haber redactado, puestos a poner, hasta yo lo podría haber hecho, y creo que me repito, pero me da igual porque si la vaguedad es virtud, la repetición es excelsitud.

Por ejemplo, si todas mis personalidades constituyéramos un partido político propio, con una única voz, que ya veríamos la que sería, lanzaríamos a nuestro electorado, potencial, que no real, faltaría más, las siguientes propuestas de calado real, que no potencial.

1. Prometemos la eterna felicidad de todos los ciudadanos que nos voten, así como de aquellos que no lo hicieran por proceso de ósmosis social, porque la felicidad, como las infecciones, se contagian, auquella para bien, éstas para mal.

2. Eliminaremos todos los impuestos a pagar por los ciudadanos y los servicios públicos se financiarán por la actitud filantrópica de las naciones vecinas a las que convenceremos de la necesidad de su acción para su propio beneficio.

3. El pleno empleo será una realidad, y no una promesa electoral, eliminando cualquier tipo de economía sumergida debido a la convicción ética y moral de nuestra gobernanza que calará en la sociedad por la teoría de los vasos comunicantes, de los que se comunican, no de los que aislan.

4. En una sociedad dirigida por nuestro partido político, al que todavía estamos buscando nombre, por cierto, no habrá ningún tipo de violencia ni de criminalidad, porque todos los ciudadanos serán tan felices que no tendrán tendencias malignas, el buenismo dejará de ser una crítica para ser una definición social.

En definitiva, en poco, o nada, difiere este pseudo programa electoral del presentado, en forma de resumen resumido, por resumir, por el Partido Popular, vaguedades populistas que no hacen sino incidir en la trivial superficialidad de su política de oposición y la que nos espera cuando lleguen al gobierno.

 

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario