Sociopolítica

Libia: se confirman los peores temores

Muchos de los que escribimos en diarios como el presente somos partidarios de la libertad, la igualdad, la justicia y la hermandad entre personas y naciones a los que deseamos de corazón la paz.Y cuando esta se ve amenazada, perturbada, asediada y finalmente convertida en guerra no cesamos de denunciar en todos los medios libres como este. Pero enfrente tenemos a los grandes medios de comunicación fieles a la voz de sus amos cuya misión principal es distraernos de la realidad y ocultar o justificar – según interese- los hechos criminales de sus espónsores ,y criminalizar a su vez  a quienes estos consideren enemigos por razones que siempre son las mismas aproximadamente: dinero, poder, prestigio. La codicia se ha desatado entre quienes abundan en cuentas corrientes y en parcelas de paraísos fiscales a la vez que  someten a gobiernos con sus correspondientes fuerzas armadas,y el grado de avaricia, impunidad  y poder es tal en estas gentes  que se ha entrado en una dinámica agresiva insoportable a nivel mundial.
Una parte de estas fuerzas contrarias al progreso de los derechos humanos está arruinando el mundo en defensa ¡quién lo diría! de los derechos humanos. ¿Dónde están los derechos humanos de iraquíes, afganos, somalíes, libios, saharauis, tibetanos, palestinos? Todos ellos vivían  sus vidas con todos sus problemas sin necesidad alguna de ser divididos, invadidos, bombardeados y saqueados sin límite. ¿Dónde están sus derechos humanos? Todos ellos se encuentran ferreamente reprimidos, en fosas comunes o en estado de coma asediados por esas fuerzas contrarias a Dios que se disfrazan con nombres pomposos como demócratas ( los que forman la OTAN) comunistas (como en China), o creyentes judios, cristianos o musulmanes. Todos ellos sin embargo no son otra cosa que lobos disfrazados de corderos que taimadamente se infiltran en nuestros hogares a través de sus televisiones, diarios de empresas capitalistas y otros medios para hacernos creer que ellos, los lobos, van a velar por los corderos para que tengan derechos, sean felices y nadie les haga daño, pues en el caso de que entre los corderos surja algún líder que detecte que es el lobo el que nos cuenta sus cuentos  para devorarnos a su antojo, se convierte en enemigo.Naturalmente no será presentado solamente como enemigo de los lobos, sino de los propios corderos, sus compañeros y amigos. Con el asedio mediático y su lavado de cerebro colectivo, los pobres corderos verán convertido al líder inteligente que está de su parte en un enemigo que les quiere destruir. Sembrada la discordia, sembrado el odio y la división siguiente dará la victoria al César de turno, o sea, al lobo.
Por suerte, entre los innumerables periodistas que carecen de ética profesional y se venden por su plato de lentejas encontramos de vez en cuando a personas honestas como las que en este vídeo nos muestra lo que ella vivió como la verdad que nunca nos contaron de Libia. Gracias a personas como ella es posible todavía desenmascarar a los verdaderos enemigos de la humanidad.
[vimeo]http://vimeo.com/31342768[/vimeo]

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario