Sociopolítica

Las exigencias de los banqueros

      Los banqueros, esos cuyo negocio viene reportándoles cientos de millones de beneficios a los de menor porte y miles de millones a los más grandes, esos seres insolidarios siempre insatisfechos con lo que ganan mientras otros, la mayoría, pasan por verdaderas situaciones de agobio y de carencias de todo tipo, esos que cuando peor le van las cosas a los demás se las ingenian para sacar beneficios de la mala situación de los que componen esa sociedad de tercer orden y cuarto orden en las que están encuadrados, esos a los que no les tiembla el pulso a la hora de ejecutar una hipoteca por impago y no sienten el menor remordimiento de poner a las personas en la calle y encima les siguen cobrando la hipoteca, esos cuyos sueldos e indemnizaciones por jubilación son un verdadero escándalo nacional, esos que no contribuyen en nada al mejoramiento de la mala situación por la que estamos atravesando y que no prestan el menor apoyo a las empresas, sobre todo a los autónomos, pequeñas y medianas empresas y a la familia para que puedan unos “mover” sus pequeños negocios y otros, las familias, poder acceder a adquirir una vivienda, esos que son los verdaderos culpables del crack económico porque en su desmesurada ambición y su desmedido afán por obtener beneficios animaban a la gente a pedirles dinero, esos a los que no se las ha pedido la más mínima responsabilidad por su forma de hacer a su antojo y luego se escudan en el “yo no he sido”, esos que no tienen el más mínimo temor a que los gobiernos, el que sea, les aprieten los “machos”, porque los partidos que apoyan a esos gobiernos les deben lo que no está escrito, esos…bueno para qué decir más, esos se han dado cuenta de que la mejor defensa es un buen ataque y ahora en vez de pedir perdón a la sociedad, a los ciudadanos, a las gentes, le exigen al Gobierno, al que sea, que salga de las próximas elecciones que dé soluciones de inmediato y ni tan siquiera le conceden esos cien días de “respeto” para que se posicionen y pongan en práctica sus medidas y además dicen con toda arrogancia y desparpajo que si el Gobierno, el que sea, no lo hace “se lo van a hacer”. Estas cosas pasan cuando no se gobierna con firmeza y mirando, ante todo y principalmente, los intereses de la mayoría de los ciudadanos y no de unos cuantos como desgraciadamente venimos comprobando haya el Gobierno que haya y sea del color que sea. Sabido es que enfrentarse al capital es muy peligroso y que a más de un gobernante le ha costado el puesto, pero hay una cosa que se llama dignidad y asumir responsabilidades, como también se dice que mejor morir de pie que  vivir de rodillas, pero esto los políticos no suelen practicarlo. Solo se muestran fuertes frente los débiles, ante el populacho. Aquí los únicos que no exigen nada son los ciudadanos de a pie, y si a alguno o algunos de ellos se le ocurre o se atreve a tal cosa, ni tan siquiera se dignan escucharle.

Cara vamos a pagar todos si esa intención de fijarle un impuesto especial a los banqueros si esto no lleva consigo una regulación y control a través del Banco de España o del Gobierno, del cobro de intereses, de comisiones y de esos otros conceptos que tan bien se le da a los banqueros sacarse de la manga para ganar más dinero. Son poco solidarios pero muy “imaginativos”. En cualquier caso no creo que se cubran de “gloria” por contribuir a levantar este país. Nunca lo han hecho. Es mi opinión.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario