Sociopolítica

Fabra: Tenemos sed y queremos que España nos dé de beber

     La jerga de los políticos, su forma de expresión, cada vez cuesta más de entender hasta tal punto que yo creo que ni los licenciados, titulados y diplomados van a ser capaces de entender, y si estos van a tener dificultades de entendimiento huelga decir las que tenemos los ciudadanos de a pie. Cada vez sus frases se convierten en verdaderos jeroglíficos que ni los egiptólogos van a ser capaces de descifrar. Como ejemplo de ello me ha llamado la atención una frase dicha por el flamante president de la Generalitat Valenciana, Albert Fabra, el sucesor de Camps, que en un mitin celebrado el pasado fin de semana en la plaza de toros de Valencia, Fabra dijo lo siguiente: “Tenemos sed y queremos que España nos dé de beber”. La verdad es que la frase tiene varias lecturas, se puede interpretar desde que hay sed de coger la poltrona para hartarse de “agua” hasta que quieren llegar a un punto en el que se pretenda seguir libando o chupando del bote. Esto me recuerda aquella frase  de Aznar que dijo (Ver diario Información 24-09-92) en un acto celebrado el día anterior en Benidorm: “Cuanto más tardemos en coger España va a ser muchísimo peor”. Esta frase también tiene varias lecturas y en alguna de ellas puede incluirse el caso Gürtel.

Pero no era solamente indescifrable lo de la sed dicho por Fabra, no, este dijo otra en la que “ agradecía” a Paco (Camps) la herencia (¿) recibida. Esto tiene dos vertientes, la primera es que al parecer Albert Fabra, es bastante masoquista y la segunda que el nuevo president de la Generalitat, no se ha enterado aún del terreno que pisa en el lugar donde acaba de aterrizar. La herencia de Camps se concreta en 600.000 parados, en un endeudamiento feroz, antes había que hacer un cierto ejerció de memoria para recordar a quienes debía el dinero el Consell, ahora esto se ha simplificado más, se ha puesto más fácil, el Consell que preside Fabra, solamente le debe a dos, o sea, a propios y extraños, todo ello fruto del despilfarro y de la falta de marcar prioridades a la hora de invertir, esto ha repercutido de forma muy negativa en el hecho de que muchas empresas que le prestan distintos tipos de servicios a la Generalitat han quebrado y otras están columpiándose en el alambre.

No obstante este agradecimiento de Albert Fabra a Camps, debe servir para que María Dolores de Cospedal tome buena nota y no se queje de la “herencia” que según ella le ha dejado Barreda, el anterior presidente de Castilla-La Mancha, cuya situación económica y social no es ni mucho menos la de la Comunidad Valenciana que es muchísimo peor, tirando al descalabro. Y hablando de Cospedal, Rajoy ha promedito no quejarse de la herencia que reciba del PSOE. Seguramente ha tomado a la presidenta de Castilla-La Mancha como ejemplo. Es broma. Lo del ejemplo, claro.

Todos estos parabienes a Camps por parte de Fabra, se concretaron en  dicho mitin en las palabras de Rajoy cuando presentó la gestión del Consell como modelo de “lo que hay que hacer”. Esto no es broma y si lo es, es de muy mal gusto. Si Rajoy piensa llevar a España por el mismo camino que Camps ha llevado a la Comunidad Valenciana, el mismo camino que al parecer quiere utilizar Fabra, lo de Grecia, Irlanda y Portugal juntos va a ser una mera y graciosa anécdota al lado de lo que puede ocurrir en España. “Virgensica” que me quede como estoy.                                   PASCUAL MOGICA COSTA

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario