España ¿Un país de contradicciones?

2
235

Mientras que el mercado de alta gama y lujo aumenta considerablemente en nuestro país, el Gobierno popular de Galicia suprime los derechos sanitarios a los parados de larga duración. Sea que aquellas personas que tienen la desgracia de no poder ganarse su sustento además le quitan el derecho a curarse si les sucede una desgracia.

Durante los últimos días los socialistas, realizan continuos análisis sobre la debacle electoral. Charlas vacuas e irreflexivas de quienes creen en la inocente credulidad de sus oyentes y no desean asumir sus responsabilidades.

Decía el presidente de la Gestora socialista alicantina: “La derrota sin paliativos, no se debe a un problema de candidatos ni de programas”.  Cuando uno ha podido ver a Alfonso Guerra hace unos días en Alicante, que ha doblado en votos en su oponente popular de Sevilla, no tiene más remedio que quedarse perplejo y pensar que sí, que en estas elecciones se ha votado a los candidatos y candidatas, como el 20N.

En el caso de Alicante, el haber desactivado la actividad política del partido, creando una Gestora,con o sin  autoridad, a tres meses de unas elecciones generales, por un simple deseo de poder de una candidata que acababa de hundir el techo electoral socialista dos meses antes, no parece muy inteligente como estrategia electoral.

En la Comunidad Valenciana, la misma portavoz municipal, a su vez secretaria de organización del PSPV, y algunos otros dirigentes de la ejecutiva, declaran un sueldo del Partido de unos 65.000 euros, además de los sueldos de las instituciones a las que los han llevado sus militantes. A tres días del 20N crearon un conflicto en el grupo municipal por el reparto de sueldos, algo muy poco socialista en una época de crisis, con 5 millones de parados. Resultado: una considerable desbandada de militantes que no desean mantener semejantes comportamientos, y el desprecio absoluto de los votantes.

¿Cómo es posible concebir que una persona que había obtenido una clamorosa derrota en su Comunidad (Castilla La Mancha) pueda aceptar encabezar la lista por una de sus capitales de provincia?. ¿Que el Vicepresidente del Gobierno, toda una vida gobernando Andalucía, y puesto en entredicho últimamente por privilegios familiares, pueda encabezar la candidatura por una de las ciudades más reacias al socialismo? ¿Quién conoce a Trinidad Jiménez en Málaga? El que fuera Ministro y Presidente de Cataluña, andaluz capaz de ir al Senado para darle un discurso a otro andaluz, con traductores, criticado por facilitar a sus familiares trabajos en empresas públicas, en un número imposible de cubrir, en los últimos días, además de aceptar ser Senador, mantiene su oficina de ex presidente de la Generalitat… La Ministra peor calificada de toda la democracia la ponen para encabezar la lista por Alicante…

Todas estas pequeñas cosas, nos hacen pensar que los socialistas no se han enterado de nada.

 Las calles y plazas de España se han llenado de personas pidiendo “democracia real” y ellos les ponen un esparadrapo a sus militantes en vez de hacer como los socialistas franceses, que eligen a sus candidatos/as por los  militantes, los simpatizantes y la sociedad civil.

Un último ejemplo: con una frivolidad escandalosa dos señoras socialistas declaraban a la Prensa “Se han cumplido los objetivos”. ¿???. Una ha sido diputada por Alicante toda su vida, en estos comicios se ha pensionado. La otra responsable socialista de la provincia, que viéndose incapaz de volver a conseguir la alcaldía de su pequeño pueblo, se colocó en un puesto de salida para Cortes Valencianas…

No sé muy bien, si los políticos españoles piensan que a su alrededor no tienen a nadie mejor y se han convertido en Políticos-Burgueses, los de izquierdas es más difícil que los votantes lo acepten, esas es la única causa de la derrota electoral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here