Sociopolítica

Rajoy y su Gobierno, frente al 11-M

Decía el editorial de El País de fecha 21.11.2011 –un día después del 20N– titulado Zapatero debe dimitir como secretario general del PSOE: “…La terquedad y mentiras del mismo Aznar tratando de atribuir a ETA los atentados del 11-M fueron causa del regreso del PSOE al poder…

Ante dicha afirmación me permito hacer el siguiente comentario: No sólo mintió Aznar. El PP también mintió. A ver si va a resultar ahora que por el hecho de que el Partido Popular haya ganado las elecciones generales, El País va a perder la memoria, hacer la vista gorda, poner paños calientes y bailarle el agua al PP en lo que al 11-M se refiere. Mintió Aznar y mintió el Partido Popular como tal. Así de claro y terminante.

Tres días antes del 20N –el 17 de noviembre de 2011– José María Izquierdo había escrito en el El País el artículo titulado ¿Qué hay de lo mío?, que, entre otras cosas, decía: …”Mariano Rajoy va a tener que lidiar, también, con una de las exigencias más repetidas por algunos representantes de la extrema derecha mediática, desde Pedro José Ramírez a Federico Jiménez Losantos, conocidos como los conspiranoicos: el 11-M. Nadie mejor para explicarlo queun editorial de Libertad Digital, una de las publicaciones más destacadas en defender el complot universal: “Por mucho que las elecciones del próximo 20 de noviembre reviertan el cambio de Gobierno que se produjo aquel 14 de marzo sacudido por la matanza, nuestro afán por saber no se apagará hasta que conozcamos toda la verdad del 11-M”. Advertencia que ya se encargarán de hacer efectiva esos medios, El Mundo, Libertad Digital, etcétera, y esos investigadores: Luis del Pino, Peones negros”…

Certero análisis al que me permito añadir también otro comentario: Los conspiranoicos se han pasado más de siete años preguntado al PSOE pero los avatares de la política tienen estas cosas y ahora tendrán que preguntar al PP. Ha llegado la hora de que el PP dé explicaciones. Ya veremos si la conspiranoia pregunta al Partido Popular y al Gobierno de Rajoy con la misma insistencia y virulencia con que han preguntado al PSOE y al Gobierno de Zapatero, o ante el Partido Popular y el nuevo Gobierno de Rajoy claudican de sus exigencias o le suplican vergonzosamente de rodillas, pidiéndole incluso financiación añadida para la cuenta corriente que les permita mantener su chiringuito. Efectivamente, el nuevo Gobierno del PP de Mariano Rajoy va a tener la oportunidad de responder a muchas preguntas. Pero no sólo a las que hacen los conspiranoicos, también a las que puedan hacer otras gentes como yo.Desde luego yo no voy a hacer como el PP, que en Abril del 2006 presentó en el Congreso de los Diputados una batería de 215 preguntas, que al día de hoy han quedado obsoletas y resueltas durante el juicio y la posterior sentencia. ¡Por cierto!, la pregunta 85 dice textualmente: ¿Quién suministró a los terroristas del 11-M la metralla incluida en las mochilas bomba? ¿Qué les parece ahora esta pregunta 85 del PP en contraste con la paranoia conspiranoica negando La metralla del 11-M en los trenes? ¿No les resulta chocante? No es sólo para que los conspiranoicos se pongan de los nervios, es la constatación fehaciente de las numerosas contradicciones y enredos en los que el PP y toda la conspiranoia se han venido descomponiendo en todo el tiempo transcurrido desde los atentados.

Teniendo en cuenta que el Programa Electoral del PP con el que ha ganado las elecciones generales no dice absolutamente nada sobre el 11-M, es una incógnita saber por dónde discurrirá su actuación a tenor del continuo desvarío en las manifestaciones que sus dirigentes han venido haciendo, como por ejemplo:

a) “Rajoy cree que podría anularse el sumario del 11-M si ‘la mochila de Vallecas’ no estaba en los trenes” (El Mundo 13/03/2006)

b) “Hace muchísimo tiempo que me convencí de que los autores eran islamistas” (Respuesta de Rajoy a una pregunta del Director de El País, Javier Moreno (El País 06/03/2008)

c) “Hoy creo que no fue ETA. Lo creí en un primer momento porque es lo que me dijeron”. Fue la respuesta de Rajoy a la pregunta “¿Descarta a ETA de la autoría del 11-M?” en el programa de TVE Tengo una pregunta para usted(Público 31/03/09)

d) Javier Arenas: “Creo que muchos españoles exigían que se aclarara todo, pero me parece que es positivo que nos centremos en las cuestiones que más le preocupan a los españoles y me parece que el 11-M no está entre las preocupaciones de los españoles”… (El País 23/06/2008)

e) Mª Dolores de Cospedal: “Cuando el PP llegue al Gobierno va a ‘ayudar a que se conozca toda la verdad’ sobre el 11-M” (El Mundo 29/10/2010)

f) Otra vez Javier Arenas, Ministro de la Presidencia y Vicepresidente Segundo del Gobierno de Aznar en la fecha de los atentados: “Arenas relaciona a los autores intelectuales del 11-M con ETA” (El Mundo 26/01/2011)

g) “El PP desclasificará todos aquellos documentos que sirvan al esclarecimiento judicial del 11-M. Así al menos, lo ha prometido de manera solemne su vicesecretario de comunicación, Esteban González-Pons, en la rueda de prensa ofrecida al término de la reunión del comité de dirección nacional del partido”. (El Mundo 20/06/2011)

Por lo tanto, volviendo a la gran ocasión que el nuevo Gobierno del PP de Mariano Rajoy tiene ahora de dar explicaciones, para empezar –al menos para mí– es suficiente que comience respondiendo a estas dos:

1) Destrucción de trenes. Si es cierto, como dicen los conpiranoicos, que los trenes explosionados se destruyeron a los dos días de los atentados, ¿por qué se destruyeron los trenes mientras el PP aún era Gobierno, mientras Aznar aún era Presidente, Acebes aún era Ministro de Interior, Álvarez-Cascos aún era Ministro de Fomento y Michavila aún era Ministro de Justicia? ¿Quién dio las órdenes políticas para hacerlo? ¿Qué instancia administrativa de alguno de esos Ministerios –u otros ministerios u organismos: Renfe, etc.– del aún Gobierno del PP presidido por Aznar firmó la orden de llevar los trenes al desguace a los pocos días de los atentados? ¿Por qué? ¿Qué sabían? No olvidemos que Aznar y todos sus ministros estuvieron en el Gobierno hasta el 17 de abril de 2004, treinta y tantos días después de los atentados y que, sin embargo, los trenes –siempre según los conspiranoicos– los destruyeron a los pocos días.Curiosa y extrañamente, esta pregunta tan simple que yo hago ahora no está entre las 215 preguntas que el PP presentó en el Congreso. ¿No les parece sospechoso a los teóricos de la conspiración que entre las 215 preguntas hechas por el PP no haya ninguna relacionada con la destrucción de los trenes explosionados? No creo que fuese por olvido. Entonces, ¿qué motivos tuvo el Partido Popular para no hacerla?

2) Desaparición de información. A tenor de la noticia …“Nadie sabe qué había en los ordenadores, pero sí se sabe qué es lo que no se ha encontrado. Por ejemplo, el acta de la reunión que el minigabinete de crisis mantuvo en La Moncloa tras los atentados del 11-M; las conversaciones que Aznar mantuvo ese día con mandatarios extranjeros y responsables de medios de comunicación; o las informaciones que recibió y las instrucciones que impartió”… El Gobierno ignora qué se borró de los ordenadores de La Moncloa. De ser cierta la noticia, ¿por qué desapareció información de los ordenadores de la Moncloa?

Considero suficiente, de momento, que el nuevo Gobierno del PP de Mariano Rajoy, además de “lidiar con los conspiranoicos”, responda de forma clara y precisa a estas dos preguntas, cuyo denominador común es la palabradestrucción: destrucción de trenes y desaparición (destrucción) de información mientras el PP era aún Gobierno. Cuando las responda, ya habrá tiempo de hacerle alguna más.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario