Sociopolítica

El 11-M y el periódico El Mundo

Cinco, seis y siete de diciembre de dos mil once. Otra serie de grandes portadas y artículos de El Mundo sobre el 11-M a las que nos tiene acostumbrados cada cierto tiempo. En un claro error de cálculo y estrategia, el nuevo “despliegue informativo” vertido por El Mundo lo que ha conseguido es reflejar más y mejor la autoría del terrorismo islamista en los atentados del once de marzo de 2004. Evidentemente, no creo que haya sido ese su objetivo ni su interés, pero dichos artículos se volverán contra quienes apoyan las teorías conspirativas porque, más allá e independientemente de la defensa de Jamal Zougam, el relato de El Mundo conforma una breve y sencilla guía de cómo actuaron los terroristas y un recorrido por los escenarios donde fraguaron la masacre. Sin pretenderlo, han elaborado un pequeño manual muy válido para principiantes y desconocedores de lo que pasó. Para demostrar lo que digo, lean detenidamente alguna de las frases que se escriben en los tres capítulos y artículos de pinión publicados días atrás en el periódico de Pedro J. Ramírez:

…”A las 16.40 horas del 13 de marzo de 2004, la Policía detuvo en un locutorio de la calle del Tribulete (en el barrio madrileño de Lavapiés) a Jamal Zougam”… 

Conviene recordar una y otra vez que fue la Policía comandada por Aznar y Acebes quien lo detuvo. Ni el PSOE ni Zapatero gobernaban aún. Por lo tanto, Aznar y Acebes deberán comparecer y declarar de nuevo para dar una explicación detallada de por qué fueron a por Zougam tan pronta y directamente, y por qué le detuvieron. Y si ellos no la quieran dar, que la dé el nuevo Gobierno de Rajoy, que para eso son del mismo Partido Popular, partido que gobernaba cuando los atentados.

…”Ese mismo día, el sábado 13 de marzo, llegó a manos del Gobierno un vídeo en el que un autodenominado portavoz militar de Al Qaeda en Europa reivindicaba el atentado como ‘respuesta a la colaboración con Bush en Irak y Afganistán’ “...

Conviene recordar una y otra vez que a las manos que llegó la cinta fue a las manos del Gobierno de Aznar y Acebes. Ni el PSOE ni Zapatero gobernaban aún. Por lo tanto, Aznar y Acebes deberán comparecer y declarar de nuevo para dar una explicación detallada de cómo llegó dicho vídeo a sus manos y qué decía exactamente. Y si ellos no la quieran dar, que la dé el nuevo Gobierno de Rajoy, que para eso son del mismo Partido Popular, partido que gobernaba cuando los atentados.

…”Tampoco es cierto que fuera Zougam el que ‘suministrara’ las tarjetas a los terroristas’. Fue su empleado, Abderrahim Zbakh, quien vendió 10 tarjetas, a nueve euros cada uno, a dos personas, una de las cuales luego identificó como Jamal Ahmidan, alias El Chino”… O sea que había tarjetas de móviles, había terroristas y también estaba El Chino. Vamos, que ninguno de estas tres cosas o personas (móviles, terroristas y El Chino) era un invento, sino que eran una realidad.

…”Cuando fue detenido, Zougam tenía en su móvil una de las 30 tarjetas que formaban parte del mismo pack del que procedía la que fue hallada en la mochila de Vallecas”… Reveladora coincidencia. Habla de Zougam y de las tarjetas que formaban parte del pack, parte de las cuales fueron puestas en los móviles para después hacer estallar los explosivos. Vamos, que no eran tarjetas de felicitación navideña. Unos móviles fueron bien conectados por los terroristas y produjeron las explosiones. Otros no fueron bien conectados y no pudieron producir las explosiones; así de sencillo. No sería la primera vez en la historia del terrorismo que algunas explosiones no se han producido, motivado por algún fallo.

…”cuando se comprueba que los terroristas compraron y liberaron los móviles para los atentados en otra tienda (Decomisos Top)”… O sea que hubo terroristas que compraron y liberaron móviles para los atentados”.

…”Resulta llamativo que Zougam sea el único de los terroristas del 11-M que, en lugar de marcharse al piso refugio de la calle Martín Gaite (Leganés), donde luego se suicidaron”… 

O sea que en el 11-M hubo terroristas y que además algunos de ellos se suicidaron en un piso refugio. Ocurrió el 3 de Abril de 2004, mientras Aznar aún gobernaba. Ángel Acebes, Ministro de Interior del Gobierno de Aznar, indicó que “la policía estaba tras la pista de los terroristas desde hace días. “Al piso se llegó durante la investigación policial tras los atentados del 11-M”. “Los terroristas se hicieron estallar cuando los agentes de los GEO intentaban acceder al piso en el que se habían atrincherado”, según explicó el Ministro del Interior, Ángel Acebes. ¿Pero no dicen los conspiranoicos que habían sido llevados muertos y congelados por la Policía, allí, al piso de Leganés, y luego les hicieron saltar por los aires? En cualquier caso, si hubiese sido así, también fue la Policía comandada por Aznar y Acebes quien realizó tal ejecución sumarial. Por lo tanto, Aznar y Acebes deberán comparecer y declarar de nuevo para dar una explicación detallada de por qué mataron a los terroristas, congelaron sus cadáveres y les volaron. Deberán explicar cómo les asesinaron, en qué frigoríficos les congelaron y en qué medios de transporte les llevaron al piso de Leganés. Y si ellos no la quieran dar, que la dé el nuevo Gobierno de Rajoy, que para eso son del mismo Partido Popular, partido que gobernaba cuando los atentados.

“…En la finca de Morata de Tajuña, alquilada por el Chino, donde, según la sentencia, se montaron las bombas y lugar donde se reunía con frecuencia con sus compinches”… 

O sea que había una finca donde se almacenaron y prepararon los explosivos y se reunían con frecuencia, donde también está El Chino. Jamal Ahmidan, alias El Chino, alquiló la vivienda en enero de 2004 con un nombre falso. En la operación actuó como enlace otro de los suicidas de Leganés, Serhane Ben Abdelmajid Fakhet, alias El Tunecino. De hecho, durante el juicio, un inspector jefe de la Unidad Central de Información Exterior (UCIE) de la Policía, aseguró que a él “la localización exacta de la finca me llega por la labor de mi gente y el seguimiento de la BTS (repetidor de Morata de Tajuña en el que consta la activación de las tarjetas de móvil empleadas en el 11-M)

“…en los pisos de la calle Virgen del Coro (donde se realizaron labores de adoctrinamiento)”… 

O sea que es verdad que había pisos donde también se mantenían encuentros de adoctrinamiento “yihadista” en los que se utilizaban incluso soportes audiovisuales. En el sótano de la vivienda se guardaban textos referidos al líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, para su distribución.

“…Y eso que los terroristas pasaban horas hablando entre ellos”… 

O sea que había terroristas y hablaban entre ellos. Lástima que Aznar y Acebes no se entesasen de lo que hablaban por no disponer de número suficiente de traductores, de personal dedicado al terrorismo islamista. A Aznar no le quedó más remedio que reconocer la situación cuando admitió: “Debo reconocer que tal vez la opinión pública española no era lo suficientemente consciente, hasta el 11 de marzo, del alcance de la amenaza del terrorismo islámico, o por lo menos, no tanto como lo ha sido el terrorismo de ETA. Si es así, el Gobierno tiene sin duda una responsabilidad que asumir”. Por lo tanto, Aznar deberá comparecer y declarar de nuevo para dar una explicación detallada de cuál fue su proceder durante su Gobierno para que “la opinión pública española no fuese lo suficientemente consciente, hasta el 11 de marzo, del alcance de la amenaza del terrorismo islámico”, y también que comparezca y declare para explicar cómo su Gobierno, el Gobierno del PP, el de antes o el de ahora, han asumido o van a asumir “esa responsabilidad”.

El testigo protegido R-10, sobre lo que vio en los trenes el día 11 de marzo de 2004, entre otras cosas, dice: …”Uno de ellos dio una tos muy fuerte, por eso me fijé”…. … “El de la mochila negra era el otro. Se sentaron en sitios diferentes y eso no me pareció normal. La tos era como una señal, y eso me llamó la atención”… …”Sí, antes de sentarse hablaron en árabe”… Vaya, vaya, o sea que hablaron en árabe; no en vasco, ni en castellano, ni en catalán, ni en chino… ¡Qué casualidad, resulta que hablaron en árabe! Y llevaba una mochila. O sea que no hubo alguien que vino de fuera y dejó la mochila en el andén o en los alrededores, sino que ya la llevaba consigo.

Más frases del testigo protegido R-10 sobre Jamal Zougam: …”Sí, vi la cara en un cartel y dije: yo conozco a esa persona”… …”Porque fui a despedir a mi mujer al aeropuerto… Ese día vi la foto en el aeropuerto. Cuando vi el cartel pensé: esa es la persona que vi en el tren”… O sea que reconoce en el cartel del aeropuerto (Zougam), a la persona que vio en el tren.

Para terminar, unas cuantas anotaciones ante este nuevo “despliegue informativo” de El Mundo sobre el 11-M:

Todo parece indicar que el asunto de los Tedax y su ex jefe Juan Jesús Sánchez Manzano se les está acabando a los conspiranoicos, que ya no da más de sí y tienen que cambiar de tema. Ante una de las muchas manipulaciones y mentiras de El Mundo, el SUP (Sindicato Unificado de Policía) emitió en su día un comunicado que decía: “El SUP no es el sindicato de Sánchez Manzano, afiliado al SPP. De hecho, el SUP pidió hasta cinco veces la dimisión de Sánchez Manzano. Recuerda el SUP que Manzano fue nombrado por Ángel Acebes, Ignacio Astarloa y Agustín Díaz de Mera”. Y añade: “El SUP mantiene su posición de siempre: los miembros del CNP (Cuerpo Nacional de Policía) tuvieron una destacada actuación el 11-M y los días posteriores, y no hay la más mínima duda por nuestra parte respecto a que ningún policía ocultó o fabricó pruebas, ni participó en forma alguna en una supuesta trama de policías y políticos que cometió los crímenes del 11 de marzo. Esa teoría descabellada sigue siendo para nosotros igual de descabellada”. Por lo tanto Aznar, Ángel Acebes, Ignacio Astarloa y Agustín Díaz de Mera deberán comparecer y declarar de nuevo para dar una explicación detallada acerca de la actuación de Sánchez Manzano. Y si ellos no la quieran dar, que la dé el nuevo Gobierno de Rajoy, que para eso son todos ellos del mismo Partido Popular, partido que gobernaba cuando los atentados.

Que este “despliegue informativo” es otro más de los montajes de El Mundo, que duran unos cuantos días y luego se desinflan. Como la Kangoo, la mochila de Vallecas, el ácido bórico, el temporizador de lavadora, el reloj Casio, la cinta de la Orquesta Mondragón, el libro “Titadyn”, etc. etc. etc.

Este “despliegue informativo” se parece mucho al que se produjo con lo dicho por otro de los condenados por el 11-M–no sólo Zougam ha sido juzgado, condenado y encarcelado–, José Emilio Suárez Trashorras: “Mientras el periódico El Mundo pague, si yo estoy fuera, les cuento la Guerra Civil Española”.

En este “despliegue informativo” hay también una coincidencia en el tiempo con el nombramiento de Antonio Fernández-Galiano como nuevo presidente ejecutivo del grupo UNIDAD EDITORIAL. Refiriéndose a la anterior presidenta de UNIDAD EDITORIAL, Carmen Iglesias, Antonio Fernández-Galiano destacó: “Es un referente intelectual y su paso por Unidad Editorial ha sido tremendamente positivo. Por su envergadura intelectual ha resultado un lujo contar con ella, dado que nuestro negocio depende de contenidos intelectuales. En cuanto a su altura personal, no tiene parangón: no he podido tener una mejor compañera de viaje y he aprendido mucho de ella”.

Pues bien, quiero recordarle a Antonio Fernández-Galiano lo dicho por Carmen Iglesias en una publicación que sacó El Mundo con motivo de su 20 aniversario hace ahora algo más de dos años, siendo ella Presidenta de Unidad Editorial: “Ni historiadores, ni políticos, ni filósofos, ni siquiera tecnólogos avanzados pudieron prever hechos e invenciones como la caída del Muro de Berlín, los teléfonos móviles, el ordenador personal, o los ataques terroristas del 11-S y el 11-M.” Vamos, que dijo ataques terroristas, no un complot universal de policías, tedax, guardias civiles, jueces, fiscales, socialistas, etc., etc. etc. De todas formas, de haber habido tal complot, Aznar y Acebes tendrán que comparecer de nuevo para explicar cómo su Gobierno fue tan capaz de no enterarse absolutamente de nada de lo que estaba ocurriendo a su alrededor.

Y quiero decirle todavía más a Fernández-Galiano. Quiero decirle lo que escribió Pedro J. Ramírez en su Carta del Director El pescado de Moctezuma (El Mundo 11.10.2009), ilustrada con caricaturas de Francisco Correa ‘Don Vito’ y Álvaro Pérez ‘El Bigotes’:

“…Con el caso Gürtel concluye un ciclo iniciado en el Congreso de Sevilla del 90…” (Se está refiriendo al PP). “…El punto de inflexión se produjo con la mayoría absoluta del 2000. Todas las expectativas sobre cambios en las reglas del juego, más democracia interna y más control de la sociedad sobre el poder –aplazadas durante la anterior legislatura por falta de apoyos parlamentarios– decaen definitivamente entonces, en la medida en que Aznar considera que al cumplir la promesa de permanecer sólo ocho años en La Moncloa queda exento de todas las demás. Es el momento de levantar el pie del freno y disfrutar conduciendo el bólido sin miramientos ni restricciones. Por eso se despeña en el barranco de Irak y la gestión del 11-M…” 

Vaya, vaya, ¡así es que Pedro J. Ramírez componiendo mediante la conjunción copulativa “y” la frase “Irak y la gestión del 11-M”! “Repito: ¡Por eso se despeña en el barranco de Irak y la gestión del 11-M!” Pedro J. Ramírez deberá comparecer y declarar también para dar una explicación más extensa y pormenorizada sobre qué es lo que nos quiere decir cuando habla de dicho despeñamiento.

Cuando se produzcan todas estas comparecencias y se den todas las explicaciones solicitadas, podremos reeditar esta pequeña guía, ampliada y mejorada. Mientras tanto, los venideros “despliegues informativos” de El Mundo sólo serán un “bla, bla, bla”, un “chau chau”, un “bluff” destinado al negocio y consumo interno de la propia conspiranoia, de tal forma que ya no merecerá la pena perder el tiempo en leerlos ni en contestarlos.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario