Economía

Agárrense fuerte a la pancarta que vienen recortes

Y es que cuando parecía que ya no podíamos estar peor… la realidad una vez más supera nuestra imaginación. Las medidas tomadas por el recién estrenado Consejo de Ministros no sólo han dejado congelados a los trabajadores de la función pública sino al resto de mortales de a pie: aumenta el IRPF, se aprueba la Ley Sinde, no más ayudas para dependencia ni a los jóvenes para alquiler, se congelan los salarios a los empleados públicos y, claro, se les amplía su jornada laboral… y no olvidemos la congelación del salario mínimo interprofesional anunciado el pasado 28 de diciembre, día de los santos inocentes, como si de una broma macabra se tratara. A este ritmo las películas de Freddy Krueger serán cosa de niños.

Pero, ¡qué no cunda el pánico! La Sra. Sáenz de Santamaría lo ha dejado bien claro: son medidas “que tratan de salvaguardar a los más débiles”. Y ¿quiénes son los más débiles? ¿Las rentas más altas? Porque éstas sí que están bien salvaguardadas. En fin, creo que aquí hay alguien que habla otra lengua. No se trata de recortes, no se confunda, son reformas. ¿Quién ha dicho copago? Aquí tique moderador. ¿Recortar los salarios? ¡Qué va! Se trata de aumentar la competitividad.

Y bueno parece que lo “mejor”, según los ministros tan bien preparados en “salvaguardar” los intereses de la empresa privada, está aún por llegar. Volviendo al discurso de la Sra. Sáenz de Santamaría, esto sólo “es el inicio del inicio”. Amigas amigos agárrense fuerte a la pancarta que vienen recortes.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario