La burocracia es el verdadero problema de España

1
30
Citas 2020

En estos momentos de dificultad económica en los que todos los políticos dicen buscar lo mejor para el país, potenciando aquellas estrategias de corto, medio y largo plazo que mejor pueden sentar a la economía en su conjunto, es sorprendente comprobar como sólo unas pocas administraciones, locales y autonómicas en su mayoría, apuestan decididamente por la eliminación de los trámites burocráticos para la creación de empresas, con el objetivo de facilitar el camino para aquellos locos aventureros que están dispuestos a ir en contra de la cultura funcionarial establecida y arriesgar su dinero y su salud en pos de un sueño que, no nos engañemos, en la mayoría de los casos termina en fracaso.

Intentar crear una empresa en este país es introducirse en una maraña de documentación absurda que se creó con el objetivo de proteger los intereses de alguna entelequia por determinar, y que lo único que hace es alargar los plazos, incrementar los costes y, por tanto, aumentar el coste de oportunidad que la creación de toda empresa genera.

Y ello si la apertura no implica la adecuación de un local o una oficina para la actividad principal, porque en ese caso entran en liza las tremebundas trabas burocráticas a la obtención de licencias, todas previo pago de suntuosas sumas, y que se alargan de manera tediosa y sangrante para las arcas de los empresarios potenciales que lo único que quieren es comenzar a trabajar.

Por tanto, un paso previo a la concesión de subvenciones o incentivos fiscales de cualquier índole a la creación de empresas debe de ser, de manera urgente, la eliminación de las trabas burocráticas existentes y la liberalización del sector emprendedor, con las consiguientes comprobaciones posteriores, por supuesto, admitiendo la declaración responsable de cumplimiento como un valor tangible en lugar de una ocurrencia de otros países lejanos.

Un paso que generaría empleo, de manera individual, en un principio, y de manera multiplicativa a posteriori, y todo ello sin incurrir en mayor gasto para las ya deterioradas arcas públicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here