Sociopolítica

El mensaje que ha enviado el régimen sirio: ustedes son todos tontos

Claramente, Bashar y Asma Al-Assad son criaturas del mundo moderno. Ven videos de YouTube, compran en línea en las tiendas mas importantes del mundo Occidental, utilizando pseudónimos y correos electrónicos secretos y hasta es muy posible que hayan comprando la última versión de iPads online. Pero los políticos occidentales que creyeron en sus palabras sobre modernidad y reformas democráticas han leído muy mal el escenario.

Ha transcurrido un año brutal desde que el pueblo sirio comenzó su levantamiento exigiendo el final de la dictadura del presidente Bashar Al-Assad, desde entonces, el régimen ha matado al menos 9.000 personas, han desaparecido 12.000 y 200.000 fueron desplazadas perdiendo sus bienes y hogares asilándose en Turquía, Líbano y Jordania de acuerdo con cifras oficiales de Naciones Unidas. Al mismo tiempo, la comunidad internacional acepto mansamente durante este año el mensaje silencioso pero contundente que ha enviado el régimen sirio al mundo: “ustedes son todos tontos”.

Y no le falta razón a Al-Assad; tontos es la calificación adecuada, pues gran parte del mundo cayó e incluso participó en el juego manipulador de Bachar durante una década en la que se publicitó a sí mismo como un modernizador y reformador. Pero había que ser verdaderamente tonto para creer tal cosa. Ahora, cuando todo el mundo sabe realmente que piensa Assad acerca de las reformas a las que refería 12 años atrás para su país, el ultramoderno oftalmólogo ha quedado al descubierto y las cosas son muy claras.

Desde el día que llegó al poder en el año 2000, Bachar utilizo los medios de comunicación para presentar la ficción que él traería libertad y apertura para Siria. Pero la farsa quedo en evidencia hace un año cuando el pueblo salio a las calles y comenzó a ser asesinado por los aparatos de seguridad del régimen. Por si las masacres cometidas por las fuerzas sirias en su nombre no son prueba suficiente de que la imagen y sus promesas eran totalmente falsas, las declaraciones de la Liga Árabe y la decisión de cerrar sus embajadas en Siria son un mensaje mas que elocuente, hasta los árabes le han dado la espalda y ya no creen en Bashar como el chico bueno que llegaba para descongelar y flexibilizar la férrea dictadura heredada de su padre.

A ello hay que sumarle que el periódico The Guardian dice haber obtenido unos 3.000 correos electrónicos privados del presidente bajo la dirección [email protected] , y la de su esposa Asma, como [email protected] , The Guardian indico que los e-mails le fueron proporcionados por una fuente de la oposición Siria, según el periódico han sido verificados como reales por sus corresponsales y confirman que Bashar y su elegante esposa británica sintonizan vivamente con el mundo moderno utilizando extravagantes tiendas online y bajando música pop en pleno baño de sangre de su país. Los correos electrónicos y las conversaciones entre el presidente y su esposa refieren a zapatos, joyería, candelabros y ollas de fondue, junto con ideas sobre cómo aplastar el levantamiento y como presentar los acontecimientos a la opinión publica mundial y están fechados entre junio de 2011 y febrero de este año, cuando las fuerzas de Al-Assad asesinaban a miles de manifestantes mayormente desarmados. Otros correos electrónicos desenmascaran a un asesor de medios de comunicación de Al-Assad, Sherazad Jaafari, cuyo padre es el Embajador de Siria ante la ONU, ayudando a organizar movilizaciones a favor del régimen para enviar la grabaciones a las cadenas estadounidenses FOX y CNN.

Al-Assad, su esposa y su maquinaria propagandística han estado jugando hábilmente con la opinión pública internacional por una década. Un artículo del Washington Post de abril de 2000, unas semanas antes que se convirtiera en Presidente, lo describía como “un joven agradable de voz suave y culto, un fanático de Phil Collins y The Beatles y le auspiciaba un exitoso camino en sus reformas que cumplirían con las demandas sociales y económicas de los sirios.” Dos meses más tarde, las pamplinas estuvieron a cargo de The New York Times cuando editorializó que “gracias a Bachar y su lucha contra la corrupción se promovería una economía abierta y liberal, el periódico sindicaba en aquel momento al Dr. Assad como un faro de esperanza para una nueva y moderna Siria y para la paz en la región.” La misma imagen se mantuvo durante años, incluso, a pesar que las reformas nunca llegaron.

En 2005, la administración Bush retiró al embajador estadounidense de Siria y los países europeos congelaron sus relaciones con Damasco por su papel en el asesinato del ex primer ministro libanés Rafik Hariri. Pero la administración Obama, los Demócratas de Washington y mucha dirigencia de Europa todavía creían que Al-Assad cumpliría con las reformas, aunque aquellas ya habían sido olvidadas en un armario por el oftalmólogo presidente. Tan recientemente como en abril pasado, luego de reunirse con el presidente Assad, la Secretaria de Estado Hillary Clinton dijo “creer sinceramente que Assad es un reformista”. También un amigo personal de Bachar, el Senador (D) John Kerry, quien se reunió con Al-Assad alrededor una docena de veces, dijo que confiaba plenamente en que su amigo Bashar efectuaría las prometidas reformas, claro que sobre J. Kerry no hay que asombrarse, siempre ha sido un perfecto inepto en políticas sobre Oriente Medio, un gran ´tonto con balcones a la calle´.

En febrero de 2011, la revista Vogue publico un fotos lujosas de la mansión matrimonial de los Assad y entrevisto a su esposa Asma, el titulo del reportaje sobre la primera dama se titulo “Una rosa en el desierto”. En el artículo, Asma explicó que “en Siria, el poder es hereditario” pero que su marido Bachar “es tremendamente democrático”. La primera dama, dijo que “su esposo daría a su pueblo estándares y prácticas de la economía globalizada del siglo XXI y que Siria seria el país árabe con mejor nivel de vida, educación, salud y seguridad”.

Claramente, Bashar y Asma Al-Assad son criaturas del mundo moderno. Ven videos de YouTube, compran en línea en las tiendas mas importantes del mundo Occidental, utilizando pseudónimos y correos electrónicos secretos y hasta es muy posible que hayan comprando la última versión de iPads online. Pero los políticos occidentales que creyeron en sus palabras sobre modernidad y reformas democráticas han leído muy mal el escenario y es claro que los verdaderos fines de la pareja Al-Assad nada tenían que ver con lo que los tontos creyeron.

Los años que Bashar vivió y estudio en Inglaterra y la refinada educación londinense de su esposa no sirvieron para que se muestren respetuosos por los derechos humanos, civiles y políticos de los ciudadanos sirios. En cambio, aprendieron cómo manipular los medios de comunicación y cómo crear una imagen que les permita gobernar con puño de hierro y reafirmar la cruel dictadura iniciada por su progenitor. Las acciones que hoy el mundo ve del gobernante, asesinando, torturando y desapareciendo físicamente a opositores así lo confirman y dan por tierra con cualquier posición de aquellos que esgriman cualquier tipo de defensa del carnicero de Damasco y su refinada esposa británica y cualquiera que crea lo contrario, califica perfectamente para ser tomado por un tonto.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario