Cultura Economía Sociopolítica

Ilusionismo: La mágica solución de la crisis europea

            Superando a Keynes, Harry Houdini y a David Copperfield –juntos-,  los economistas actuales,  –estos prestidigitadores e ilusionistas impresionantes-  han hecho trizas  todas las teorías económicas antiguas y modernas.   Y usted lector, sin ser economista vea la solución de crisis actual, aplíquela a su economía y verá los fantásticos resultados:

            El principio del juego de las soluciones que proponen los economistas es este: Al tener una sola cuenta bancaria, abra una segunda cuenta con los fondos de la primera; luego trasládese fondos de una cuenta a la otra varias veces y observará que la solución es una bella fantasía: hay dinero para todo, pero no existe el dinero ni solución.  Es un juego del cerebro de los economistas.

El problema es que un dólar es un dólar, un euro es un euro y para tener dos unidades monetarias se requiere producir el equivalente a dos unidades monetarias; el segundo juego de la mente con que los economistas engañan es que si los griegos, españoles y portugueses siguen haciendo la mismo y con el mismo procedimiento, el resultado es el mismo, sólo que más complicado, porque ahora tienen el mismo problema pero deben pagar intereses.

Estos prestidigitadores de la mente han llegado a convencer que esta es la solución, pero sólo es un  cuento borgiano: Han creado un sueño monetario de la crisis y ahora quieren solucionarlo con otro sueño; y han superado a Borges: aquel ponía dos soñadores, estos crearon cuatro soñadores: al  soñador No. 1 (crisis), después ponen el sueño (2) de la crisis existencial y política; la solucionan con otro sueño (3) de prestidigitación, cambiando el mismo dinero de manos  y, con un acto trascendental de la magia más grande vista, han puesto a soñar (4) a  millones de europeos. Y el resto del mundo embobado viendo desaparecer el dinero.

Y este juego está tan realísticamente diseñado, palmo a palmo,  por estos grandes magos de las finanzas. Y asumimos inocentemente que un día cualquiera despertaremos, nos iremos a la ducha, y camino al trabajo les contaremos al vecino o a nuestra esposa que tuvimos una pesadilla… Pero algo habrá cambiado, los dineros públicos –mientras mirábamos embelesados  el juego de manos, pensando  que soñábamos- han cambiado de dueño: Un alegre mago que  diseñó el sueño, hoy es infinitamente más rico que antes.

Feliz sueño…

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario