Economía

España solicita el rescate bancario y Rajoy se pone de lado

En la tarde de ayer sábado se confirmó lo inevitable, el rescate del sistema bancario español (más allá de cualquier eufemismo que se quiera utilizar), algo que era tan evidente como inexorable tras el “never, never, never” de los miembros del Gobierno, emulando el fichaje de Beckham años atrás. El viernes, tras la reunión del Consejo de Ministros, y durante toda la mañana del sábado, los miembros del Ejecutivo español se empeñaron en negar las informaciones que provenían de la agencia Reuters sobre el inminente rescate de la banca española, y con ello no hacían más que confirmar la que se nos venía encima.

Pero no me malinterpretes, amigo lector, creo que el rescate es bueno para la economía, no sólo española, sino europea en su conjunta. Con esta inyección de liquidez, en forma de línea de crédito con un límite de hasta 100.000 millones de euros a un 3% de interés, la Unión Europea da una señal inequívoca a los mercados de que el Euro es una moneda fuerte y de que no se le va a dejar caer, como habría ocurrido, sin duda, con la bancarrota de algunas entidades financieras españolas lo cuál habría provocado un efecto dominó de consecuencias irreparables.

Lo que me parece realmente alarmante es la actitud de nuestra clase política en el poder, incapaz de aceptar la realidad e intentar atajar las consecuencias antes de que éstas sean inalienables, ¿te recuerda esta actitud a alguien? ¡Exactamente! El Gobierno del Partido Popular está cometiendo exactamente los mismos errores que cometió el Gobierno del Partido Socialista.

Pero al menos, y eso queda en el haber de Zapatero, el Presidente socialista no dudaba en dar las explicaciones pertinentes, creíbles o no, a la opinión pública. Nunca se escondía y nunca pasaba la patata caliente a sus Ministros, algo que sí hace, y de manera reiterativa, Mariano Rajoy. Ayer, el día de la mayor crisis bancaria de la historia de España, Mariano Rajoy decidió que debía de ser su Ministro de Economía, claramente superado por los acontecimientos, el que debía de explicar la situación, y no lo hizo por el bien de España, no te vayas a pensar, sino en su propio beneficio. Evitando salir en público a dar esta mala, aunque necesaria, noticia consiguió, o al menos eso cree él, quemar la figura de Luis de Guindos y mantener la suya intacta, logrando que este fin de semana se le identifique con la victoria de la Selección de fútbol ante Italia, que, en principio y salvo sorpresa de última hora, presenciará en directo en tierras polacas en un ejercicio de frivolidad que raya la obscenidad.

En definitiva, la Unión Europea ha conseguido dar imagen de unidad y de fortaleza, ¡por fin!, ante los observadores internacionales, demostrando que este proyecto común es algo más que papel mojado y garantizando el futuro de la Unión a costa, eso sí, de nuevos recortes en la economía española. Porque, por mucho que se empeñen en decir lo contrario desde la derecha mediática, España tendrá que pagar por este rescate algo más que el tipo de interés que paguen sus entidades financieras por la línea de crédito.

En los próximos meses asistiremos a un incremento del IVA, a una mayor flexibilización del mercado laboral, a mayores recortes en las partidas presupuestarias más importantes y a una profundización en la política de austeridad que hemos venido practicando hasta ahora. Serán tiempos duros, amigo, pero es lo que nos hemos venido buscando en los últimos cuatro años, con la actitud ignorante de Zapatero y la ausencia vergonzante de Rajoy.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario