Sociopolítica

El pensamiento vigente de Mahatma Gandhi

La figura de Mohandas Karamchand Gandhi, Mahatma (“Alma Grande”) Gandhi, que se alza con inmensa dimensión en la historia universal por su pensamiento y actitud es, creo yo, un buen referente útil para los momentos que ahora vivimos algunos pueblos de occidente. Incluso la broma que sobre su persona se hizo, diciendo que un señor vestido con un pañal fue capaz de vencer a un imperio (el británico), le engrandece.

Pensaba Gandhi que “En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle”. Frase interesantísima que establece como necesaria la educación y capacidad de análisis que ha de tener el ciudadano para comprender esa injusticia de las leyes, y obrar en consecuencia.

También decía que “Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa”. O sea, que hay que arrimar el hombro todo lo que se pueda y, luego, será lo que haya de ser pero tú, a empujar hacia adelante. En una lápida funeraria de época romana encontrada en Cartagena ya se decía: “ut potuit, non ut voluit” (hice lo que pude, no lo que hubiese querido hacer).

Las crisis económicas, tanto como los integrismos religiosos, producen brotes (o gruesas vetas) de intolerancia y Gandhi pensaba que “Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio”. Y para la intransigencia ideológica está esta píldora de sabiduría: “La violencia es el miedo a los ideales de los demás”. No violencia, sino perdón, reclamaba cuando dijo: “Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego.”

Y también daba buenos consejos prácticos para lo cotidiano: “Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena”. O, para que los débiles y desfavorecidos resistan ante quienes abusan de su poder: “La fuerza no proviene de la capacidad física sino de una voluntad indomable”. ¿Recortes, ajustes? Gandhi dijo: “Todo lo que se come sin necesidad se roba al estómago de los pobres”.

Para los política o socialmente incorrectos, como él mismo: “Un error no se convierte en verdad por el hecho de que todo el mundo crea en él”.

Sobre la situación económica actual, suscribo su afirmación: “El capital no es un mal en sí mismo, el mal radica en su mal uso”.

Acerca del diálogo y el acuerdo: “Con el puño cerrado no se puede intercambiar un apretón de manos”.

Y, amigas y amigos, finalizo con este pensamiento de Mahatma: “Ante las injusticias y adversidades de la vida… ¡calma!”.

Sirvan también estas líneas para recordar que, el 4 de julio de 1933, las autoridades británicas encarcelaron a Gandhi por su llamamiento a la desobediencia civil pacífica.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario