Sociopolítica

Proceso a BANKIA: La apertura del melón

Con la admisión a trámite por la Audiencia Nacional de la querella presentada por UPyD y el asentimiento de Anticorrupción, que investigará la salida a Bolsa de Bankia hace un año, ha quedado abierto un proceso que pondrá en solfa una parte considerable del sistema financiero. La indagación sobre la gestión realizada por Rodrigo Rato, a la sazón presidente de la entidad y de 32 consejeros pertenecientes a partidos políticos (PP, PSOE e IU) y sindicalistas (UGT y CC.OO.), además de otros empresarios y destacados personajes de la sociedad civil, tratará de clarificar lo ocurrido. Por el momento el juez solo ha señalado para el día 23 una vista sobre las medidas cautelares que ha demandado UPyD, consistente en la intervención judicial de Bankia, es decir, la sustitución de los actuales gestores por otros designados por el juzgado, que en principio se ha considerado prematuro y desproporcionado.

El gran fallo del PP fue no abanderar la creación de la Comisión de Investigación Parlamentaria lo antes posible, llamando a declarar a todos los implicados en este extraño y feo asunto para depurar responsabilidades. Haber eludido la citada creación solo ha servido para suscitar todo tipo de sospechas.

La opinión más generalizada es que la mencionada querella, no ha surgido por generación espontánea, sino para aprovechar y subsanar el error del Gobierno y de paso, apuntarse un tanto la formación política de Rosa Diez. Lo que sucede es que este tipo de iniciativas tiene más de una lectura.  Para UPyD supone un necesario servicio a la democracia y que la sociedad sea informada. PP y PSOE, alegarán que se trata de una maniobra electoralista, que puede hacer peligrar, todavía más, los intereses de los accionistas. Pero de lo que no existe la más mínima duda es que con este tipo de procesos, se denigra una vez más ante los organismos europeos lo escasamente fiables que resultamos a la hora de convenir sobre temas económico-financieros, y no les falta razón.

En la misma línea, tampoco ha prosperado la creación de una Comisión de Investigación sobre el funcionamiento y deslealtades cometidos en las cajas, por haber sido algunos de los políticos de las distintas formaciones, corruptos hasta las trancas, los primeros en beneficiarse con sus manejos en estas entidades financieras. . El proceso solo acaba de comenzar y le queda mucho recorrido, que sin duda salpicará a más de un notable, cuyo veraneo de lujo y el de sus familiares estará en manos del juez Fernando Andreu.

Bankia es un escándalo de tal magnitud que debe ser investigado hasta el fondo y con todas las consecuencias. Han sido muchos los miles de españoles de buena voluntad los que fiándose del prestigio del Sr. Rato, ex vicepresidente del Gobierno y del FMI, los que adquirieron acciones con los ahorros de toda su vida y ahora se encuentran que han quedado reducidos al 25% de su inversión. Su indignación está más que justificada. Solicitan recuperar el dinero y que los culpables paguen el fraude en la cárcel, si tras ser juzgados son considerados culpables.

Rajoy ha logrado la presidencia del Gobierno y con una amplia mayoría absoluta, pero…¿será capaz de superar los momentos tan críticos por los que está pasando España? Seguimos sin inspirar confianza suficiente y para rematarlo, la tragedia de Bankia.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario