Sociopolítica

Gregorio Santos promueve la violencia

El presidente del gobierno regional de Cajamarca, al norte de Perú, Gregorio Santos, pretende violar la Constitución peruana al instar a los ciudadanos a alzarse contra el presidente electo Ollanta Humala y destituirlo. En una clara incitación a la violencia, Santos quiere destruir la democracia peruana porque simplemente no le gusta Humala. Cabe recordar que Santos ha impedido el proyecto minero Conga. El presidente Humala, por su parte, ha hecho todo lo posible para el diálogo, incluyendo un estudio internacional para conocer los posibles impactos medioambientales en el referido proyecto minero. Pero, a falta de argumentos legales para continuar con el sinsentido de impedir el proyecto Conga, Santos ahora quiere violar la Constitución y pasarse por encima del voto democrático de los peruanos que eligieron a Humala en 2011. Con estas iniciativas Santos se ha convertido en un disidente de la democracia, un paria del estado de derecho. No respeta el voto de los peruanos e insta a la rebelión, al vandalismo contra la democracia. Peor no le podía ir a la región de Cajamarca con este señor que ha engañado a sus paisanos con la falacia de que el proyecto Conga le va a quitar el agua. La política de Santos está llena de mentiras y de adoctrinamiento a los pobladores cajamarquinos. También la violencia es una de las características de Santos que, a falta de argumentos legales, ahora arremete con estas propuestas que rozan el terrorismo político. Pues no respetar el voto popular del pueblo peruano es completamente antidemocrático.

En un reciente mitín, donde intenta aniquilar la democracia que tanto esfuerzo le ha costado a todos los peruanos, Santos toma como ejemplo las revueltas violentas en Ecuador y Bolivia donde fueron destituidos una docena de presidentes en el lapso de dos años. ¿Es ese el país que quiere Santos? Sí, para él violar el derecho al sufragio es un mero trámite. Sólo hace falta escuchar sus palabras donde dice textualmente “no me importa la constitución ni el voto de los peruanos, saquemos a Humala de la preidencia para yo gobernar”.

Con esto, se puede ver claramente sus aspiraciones políticas y su accionar violento y antidemocrático. Y lo peor de todo es que está engañando al pueblo de Cajamarca, que en mala hora eligió a un agitador social como Gregorio Santos.

Todos los años el gobierno regional de Cajamarca devuelve al estado las partidas presupuestarias que se le asigna por su ineficiencia para ejecutar proyectos que beneficien a la población cajamarquina. Por el contrario, se dedica exclusivamente a entorpecer el desarrollo de su región.

 

*Foto Reuters.

 

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario