Karma

Sobre la fe

Los que promulgan la no-fe abiertamente, por una cuestión de razonamiento meramente puro, por dar a entender que con toda seguridad de que confiamos en hechos que carecen de cualquier tipo de seguridad, de que éstos mismos no se den, es la misma falacia de los que creen que una serie de hechos se den con total seguridad para librarse de su propio pesar, de no ser así,¿ porque el ser humano sufre en su condición actual?, ¿y porque no se conforma con su propio sufrimiento? ¿si no hay nada en que confiar?, porque en el fondo de su ser y de su raciocinio el hombre sabe que hay situaciones mejores, y que caben todas las probabilidades de que su situación puedan mejorar o incluso empeorar, pero insisto ¿cabe esa posibilidad?. La fe es un engaño a uno mismo y a la vez un estimulante, para el que se revuelca en su sofá presa de sus propios demonios. ¿Entonces que conclusión sacamos de todo esto?, ¿la fe es necesaria para soportar los embates de la vida?, o ¿la fe es una ilusión pintada en el aire que luego termina por desvanecerse?. La fe es necesaria pero en un ámbito meramente personal, no circunstancial, ese es el error de la interpretación de la fe, la fe es la voluntad de crecimiento que hay en cada uno de nosotros, la fe es pensar en un futuro incluso lleno de causas y efectos que escapan a la apreciación de nuestros cinco sentidos,nuestro cerebro nos engaña, lo único que es verdadero es lo que sentimos sobre nosotros mismos.
“No se vive sin la fe. La fe es el conocimiento del significado de la vida humana. La fe es la fuerza de la vida. Si el hombre vive es porque cree en algo”. Leon Tolstoi

.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario